Siguiendo con la contestación a las notas publicadas por el Frente Anti – Calvinista (F.A.C) que provienen de “The Middletown Bible Churc” quiero continuar con algunas afirmaciones que veo necesario responder. Ellos exponen las siguientes palabras en el mismo artículo que vengo mencionando de “El Peligro de Enseñar que Cristo Murió sólo por los Elegidos” Afirmación que rebatimos los Cristianos Reformados por ser una frase cargada de sugestión, e ignorancia de lo que creemos y del Evangelio mismo. El único peligro que veo, es que el error sea expuesto y descubierto. Veamos las afirmaciones Arminianas:
El autor Arminiano dice en su primera idea (…) El evangelio que predicaba Pablo a la gente no salva de Corinto era este: “Cristo murió por nuestros pecados” (1 Co.15:3). ¿Tenemos realmente un evangelio de buenas nuevas para todos los hombres (comparar Lucas 2:10-11)?


Veamos la siguiente frase a la Luz de un entendimiento completo de la Biblia. Para razonar mejor el texto que coloca, vamos a citarlo textualmente pero dentro de su contexto, así que añadiremos los pasajes anteriores y posteriores, versículos 1,2 y 4, 5, 6,7, y 8 de la 1ra Epístola a los cristianos Corintios:
1Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; 2por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano.3Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; 4y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras; 5y que apareció a Cefas, y después a los doce. 6Después apareció a más de quinientos hermanos a la vez, de los cuales muchos viven aún, y otros ya duermen. 7Después apareció a Jacobo; después a todos los apóstoles; 8y al último de todos, como a un abortivo, me apareció a mí.

La persona que escribe y cita 1ra Cor. 15:3 para decir que la frase “…Cristo murió por nuestros pecados, se refiere a los pecados del 100% de los hombres que están en el mundo…”, está obviando un principio básico de interpretación, que es el principio del “Destinatario”. Si el cristiano lector puede notar el énfasis que hice en el pasaje agrandando algunas frases importantes para comprender mejor el pasaje, verá que hay una secuencia lógica. Veamos:
1. Además os declaro, hermanos, el evangelio: ¿A quienes habla el apóstol?, Sin duda alguna le habla a los “Hermanos”. No habla a ninguna otra persona, esta maravillosa declaración, no es más que un recordatorio y una afirmación. Un recordatorio de lo que Cristo hizo por ellos en un pasado, y una afirmación y quizá hasta una advertencia para el presente y el futuro puesto que el Evangelio debe seguir estando presente en nuestra vida, no solo en la predicación de nuestras bocas y nuestras obras; sino que los mismo cristianos debemos vivir llenos del Evangelio y predicarnos a nosotros mismos el mismo precioso Evangelio. Y es a los hermanos a quienes dice:
2. Que Cristo murió por nuestros pecados, ¿Nuestros pecados?, Solo los hermanos podían decir, ¡Nuestros pecados! Tampoco está Pablo dando una Cátedra de cómo predicar a los no cristianos como dice el autor de la nota, o mostrando cómo predicaba Pablo a la gente no salva de Corinto, afirmar eso es torcer descaradamente el pasaje para que diga algo que no dice y es solo un supuesto. Está hablando específicamente a cristianos y el contexto está definido y apunta a la resurrección por el evidente problema que había en la Iglesia referente a ese tema.

Es 1ra Cor. 15 una narración de los eventos evangélicos ocurridos en Corinto y de lo que Dios había hecho por ellos por medio de la predicación del Evangelio, pero el afrimar la frase: “…Cristo murió por nuestros pecados…” es evidencia de que la predicación apostólica era afirmando que que estos predicaban: “…Cristo murió por tí…” a los oyentes no cristianos es ir más allá de lo que ese pasaje muestra. Ejemplos abundan de cómo es la predicación apostólica, y nunca vemos tal cosa, sino un Mensaje de llamado al errepentimiento y a la fe en Jesucristo y Su Evangelio, pero jamás un apostol dijo: “…Cristo murió por tí…” Este problema se suscita por no comprender que Pablo se dirije a la Iglesia de Corinto, y habla a Cristianos dentro de un contexto especial.

No era el tema principal aquel que el arminisno desea resaltar, y si bién es cierto que ese evangelio fué el que Corinto había recibido, las palabras de Pablo no muestran sino el contenido de la predicación y del Evangelio cuyo énfasis según el texto completo era la resurrección que era el fundamento de su fe. Esta magistral epístola va dirigida, según 1 Cor.1:2:
“…a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro…”
De esta manera queda claro que, la afirmación que hace el autor Arminiano está fundamentada en una interpretación desafortunada y que desprecia la enseñanza general de la Biblia en cuanto al tema de la Salvación, y además es una evidente alteración del sentido llano del pasaje. Referente a la frase: “…Cristo murió por ti…” tengo algunas cosas que compartir en la próxima entrada. ¿Es esa la predicación apostólica? Definitivamente no. Aunque si es la predicación del evangelicalismo por moderno de las iglesias del “Repite conmigo esta oración”. Por favor, está atento a una próxima entrada puesto que ese tema es importante. Nuestro deber como cristianos es predicar el Evangelio tal y como fué dejado en las Escrituras.
Por otra parte, el autor Arminiano dice: ¿Tenemos realmente un evangelio de buenas nuevas para todos los hombres (comparar Lucas 2:10-11)? La respuesta es si, y no. Depende de que quiera decir con esa frase, y si la misma está basada en una visión humanista, o Bíblica de Dios. Para ver lo que la Biblia dice sobre el tema por favor, tómese unos minutos y lea esto: “Todos”, y ¿Por qué predicamos a Todas las Naciones? Invertir tiempo acá, repitiendo lo que ya he dicho en otra entrada no tiene sentido. Todos no se refiere al 100% de los seres humanos, y aún así, Dios nos manda a predicar a todos los hombres a pesar de que muchos no creerán. Pero vayamos a la cita que da el autor Arminiano, en Lucas 2: 10 – 11:
10Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: 11que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor (…)
¿A qué pueblo se refiere? Tómese un momento para pensar (…) ¿El gozo será para todo el Pueblo?, ¿Cuál Pueblo? Todos no siempre se refieren a todos, y dentro del contexto del nacimiento del Hijo de Dios parece que estaba hablando de la Nación de Israel, aunque si tenemos una comprensión amplia del término sin duda, Dios estaba pensando en Su Iglesia, el Pueblo adquirido por Dios para anunciar Sus Virtudes. Sin embargo, si dejara solo este pasaje, ¿Cómo podríamos entender el resto de las cosas que Dios desea mostrar?, Debemos interpretar la Escritura dentro de su contexto general, en toda Su Unidad Orgánica y Temática. Quiero dar algunas otras citas, aspiro que las puedas leer y pensar ¿De qué se trata esto?, A ver en Juan 11:
49Entonces Caifás, uno de ellos, sumo sacerdote aquel año, les dijo: Vosotros no sabéis nada; 50ni pensáis que nos conviene que un hombre muera por el pueblo, y no que toda la nación perezca. 51Esto no lo dijo por sí mismo, sino que como era el sumo sacerdote aquel año, profetizó que Jesús había de morir por la nación; 52y no solamente por la nación, sino también para congregar en uno a los hijos de Dios que estaban dispersos (…)
Este pasaje se encuentra dentro del contexto de una conspiración contra Jesús luego de los eventos relacionados con la resurrección de Lázaro. El aparente temor de los judíos era que si el pueblo de Israel creía en el, los Romanos los destruirían. A mi parecer esto no era más que una excusa para justificar su maquinación homicida. Pero, en medio de esas palabras Caifás profetizó y dejo ver algo que no debe ser ignorado. ¿De qué se trataba?
1.- Los judíos eran ignorantes de las cosas que estaban sucediendo. Quizá la profecía de Caifás manifestaba algo que los judíos no entendían. No estoy seguro si el mismo Caifás sabía lo que estaba diciendo ya que no lo decía por si mismo. Pero, nosotros entendemos que se refería a una profecía, y que esto apuntaba al Calvario y que la misma venía de Dios.
2.- Caifás menciona la muerte de un hombre, este es Jesús el Verbo encarnado, y esta muerte por el pueblo. ¿A qué pueblo se refería?, Es obvio que al menos en la mente de los judíos y quizá de Caifás estaba una sola nación, esta es Israel. Según estas palabras, si Jesús moría, no perecería toda la Nación de los judíos, pero; ¿Se refería al 100% de los judíos?, aún más, ¿Era esa Nación solo la Nación Judía?
3.- Ahora, menciona a otro grupo a parte del Pueblo, o de la nación de los judíos entendiendo a aquellos que escucharían la Voz el Pastor, aquellos que creerían en el Hijo de Dios, ¿Quiénes? “…los hijos de Dios que estaban dispersos…” ¿A quienes se refiere? No hay duda, se refiere a los escogidos que aún no habían alcanzado la salvación y que no eran judíos en su totalidad, pero que finalmente la obtendrían por la misericordia de Dios para que estos fueran congregados en uno, esto es en Cristo, un Cuerpo Su Iglesia, una fe, un Señor y un bautismo.
La idea de que hay hijos de Dios dispersos, y el hecho de que esta información fuera suministrada por Caifás, antes de la muerte del Señor Jesucristo, nos dice que en todas las Naciones había Ovejas que aún no habían creído y que serían juntadas en un Solo Pueblo, o Nación Santa sin discriminar su origen étnico. Por ejemplo el día de pentecostés miles fueron salvados bajo la predicación de Pedro (Cefas), miles de judíos y prosélitos creyeron, no todos, pero si judíos de todas partes bajo el sol, de todas las regiones del mundo conocido, vea el relato del día de Pentecostés en los Hechos de los Apóstoles y verá que maravilloso fue ese día. Luego, los gentiles de todas las Naciones también empezarían a creer, por su puesto que no el 100% de ellos, pero si aquellos que estaban ordenados para vida, de estos dos pueblos Dios haría Uno solo. ¿Sería este el Pueblo por el cual Cristo moriría? Yo creo que sí, finalmente si, y absolutamente si, el Cordero se entregaría por Su Iglesia, y moriría por ella.
¿Tenemos un Evangelio para todos los hombres?, Si, para todos los hombres que conforman ese Pueblo Santo de todos los cuatro términos de la Tierra, para todos los hombres del mundo que el Padre ha dado al Hijo, para todos los hombres llamados hijos de Dios que están dispersos y que serán atraídos al Hijo por el mismo Padre para Su Gloria y su Alabanza. Como ya lo he dicho antes, el eterno amor de Dios, ese amor que nunca deja de ser es para los hijos del Reino, aquellos que el conoció desde antes de la fundación del mundo. Uno que yace separado de Dios por la eternidad jamás tuvo en el mismo, el amor de Dios porque siendo el amor de EL eterno, ¿Cómo puede dejar de ser ese amor para ser mudado a Ira eterna y condenación en el Lago de Fuego?
Pero, los santos pueden decir con seguridad: ¡Nada me podrá separar del amor de Dios que es en Cristo Jesús! Su sangre fue derramada por Su Pueblo, el Hijo de Dios habría de morir por Su Pueblo, por los hijos de Dios que estaban dispersos, y aunque un día estaban lejos, luego fueron hechos cercanos por el irresistible llamado de Dios, y aunque muchos aún hoy día no conocen el Nombre, finalmente lo conocerán, y es por esto que el llamado a la Iglesia es a ir a Todas Las Naciones y predicar el Evangelio a Toda criatura en nuestra generación puesto que nosotros los cristianos de esta generación, somos responsables por esta generación de pecadores. La Soberanía de Dios no excluye la responsabilidad humana, sino que la decreta y la demanda.
Después de esta breve aclaratoria, pasemos a la médula de la afirmación arminiana, pero en la próxima entrada, ¿Cómo predicar el Evangelio?, ¿Es realmente evangélico decir: Cristo murió por ti?
© Por Fares Palacios. Bautista Reformado. Usted puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia.

Deseo compartir esta Nota del pastor Sugel Michelén, uno de los ancianos de la IBSJ sobre un tema que nos concierne a todos los cristianos. Por favor, tomate un tiempo para leerlo. Dios te bendiga hermano (a): ¿Cómo podemos perder el evangelio?


Atte. Fares Palacios

Mi Experiencia en la Conferencia “Juntos por el Evangelio 2010”

Por el Hno Rafael Alcantara es Profesor de Teología en Iglesia Biblica del Señor Jesucristo. (IBSJ)
Introducción
La conferencia de “Juntos por el Evangelio” se originó cuando un grupo 4 de amigos cristianos, de convicciones calvinistas, pero con diferencias en otros temas, decidieron promover esta actividad como una forma de fortalecer el evangelio puro de Cristo en contra de muchas influencias que quieren adulterar dicho evangelio, así como mostrar al mundo cristiano en general y al mundo reformado en particular, que se puede tener verdadera unidad cristiana, trabajar juntos en muchas cosas esenciales, aunque existan diferencias doctrinales y practicas entre ellos mismos. Es la tercera vez que se celebra, y hasta ahora se hace cada dos años en la ciudad de Louisville, KY. Había 7,000 personas participando en la conferencia, la mayoría hombres pero también había muchas mujeres.



Esos 4 amigos son Albert Mohler y Mark Dever (bautistas del sur); Ligon Duncan (presbiteriano) y C.J. Mahaney (Bautista Reformado Carismático). Para la celebración de dichas conferencias ellos acostumbran invitar a otros amigos más que también tienen diferencias con ellos, pero que comparten el mismo evangelio, y el mismo concepto de la soberanía de Dios que ellos. Estos amigos adicionales son: John Piper, John MacArthur, R.C. Sproul y Thabity Anyabwille. Así hay otros lideres que participan dando talleres como es el caso de Joshua Harris.

Para que tengan una idea de las diferencias doctrinales que existen entre ellos he aquí algunos ejemplos: De los participantes hay dos que defienden el bautismo infantil (Sproul y Duncan); todos ellos tienen diferentes opiniones en relación a la vigencia de los dones extraordinarios al día de hoy. En la escatología, en ese grupo están prácticamente todas las escuelas teológicas; hay diferentes convicciones con relación a la música, la forma de adorar, hasta en la forma de vestirse a la hora de predicar. (Desde el saco y corbata hasta predicar solo con una camisa)
Pero todos estos hermanos se aman entre ellos, todos están comprometidos con el mismo evangelio de Cristo, todos tienen un alto concepto de la soberanía de Dios, todos reconocen que las cosas que los unen son mucho más esenciales e importantes que las que los dividen, etc.
Desde hacía mucho tiempo yo tenía el deseo de poder participar en esta conferencia que se celebró la semana pasada. Y el Señor me concedió dicho deseo, así como me dio el privilegio de estar compartiendo todo ese tiempo con el pastor Salvador Gómez, y el hermano Ken Billings (El esposo de Joanny Márquez). También pudimos compartir con muchos hermanos conocidos de diferentes lugares incluyendo dominicanos. (Héctor Salcedo)
Predicación
El tema general de la Conferencia fue: “El evangelio sin ajustes”. Los mensajes fueron todos excelentes; el Espíritu Santo estuvo presente bendiciendo a los predicadores de una manera especial. De todos los sermones, quizá el más poderoso fue el que predicó el pastor John Piper.
En su oración inicial algunos lloramos, cuando comenzó el sermón parecía lento, y hasta un poco difícil de seguir (y mas para mi que lo estaba oyendo sin la traducción), pero a la mitad del sermón, de repente todo cambió y era evidente que Dios le estaba hablando a su pueblo por medio de su siervo. El sermón duró 65 minutos (que no es lo típico en el), y queríamos que siguiera predicando. Creo que fue después de esa predica que un grupo, hizo espontáneamente una ronda de oración, seguro que dando gracias a Dios por su Palabra y pidiendo la gracia para vivir conforme a ella. También creo que otros hicieron lo mismo.
Pero todos los mensajes fueron muy buenos. Resumiendo todos los sermones, se enfatizó mucho la importancia de permear toda nuestra vida con el evangelio de Cristo. El evangelio no es solo para los incrédulos sino también para los cristianos, y el evangelio debe de estar presente en todo lo que hagamos como iglesia; nunca se debe asumir el evangelio para con el cristiano; ese evangelio debe ser protegido en contra de las corrientes falsas de la época en la que se promete prosperidad, en la que parece que el fin justifica los medios, en la que se quiere minimizar las diferencias con aquellos que están predicando otro evangelio, etc. Debemos luchar contra la teología de la modernidad, la teología de la postmodernidad, la teología moralista, la teología terapéutica, la teología pragmática, la teología emocional, la teología de la prosperidad y la teología estética. Los lideres deben cuidarse de la “fatiga doctrinal” y el sentirse “avergonzado” del escándalo del evangelio.
Ese evangelio que tan claramente expuso Pablo, fue el mismo que predicó Cristo, y es un evangelio dirigido por la mano soberana de Dios por lo que no debemos presionarnos sobremanera por los resultados; es el evangelio que deben predicar los pastores ordinarios en iglesias ordinarias. Debemos tener cautela al comparar nuestros ministerios con otros cuyos resultados son más visibles y mantener el evangelio sin ajustar. Debemos cultivar un espíritu paciente contra las criticas de personas de nuestras mismas iglesias que tal vez no valoran lo que hacemos por ellos.
Matt Chandler un joven pastor de una iglesia muy grande de Dallas, fue a dar un testimonio de cómo Dios ha trabajado por el, ya que se le descubrió un tumor maligno en el cerebro y fue intervenido. Ahora tiene que recibir quimioterapia y radiación, y su vida esta en las manos de Dios. Todos los predicadores se levantaron, y Piper en representación de ellos oro por sanidad total para Matt, si era la voluntad de Dios. Pero antes de su oración Mahaney pidió que si había personas presentes con alguna enfermedad tan grave como la de Matt, que se pusiera de pie para orar también por ellos. Creo haber visto como 4 o 5 personas de pie. La oración de Piper fue tan intensa, con lagrimas, con argumentos bíblicos, con humildad, que creo que casi todos lloramos en ese momento.
Luego de la oración Mahaney dio un breve mensaje acerca de cómo los pastores deben sufrir correctamente para la gloria de Dios y deben enseñar a su sus iglesias como sufrir. Y dio 5 directrices al respecto:
1-El sufrimiento debe ser tomado en cuenta a la hora de realizar un programa de predicación balanceado en al iglesia.
2-La iglesia debe prestar atención a los ejemplos vivientes de personas que estén glorificando a Dios en medio del sufrimiento.
3-Se debe de desarrollar un curriculum suplementario de materiales que traten el tema del sufrimiento de modo que podamos transferir una teología del sufrimiento a los hermanos.
4-La forma mas efectivas de preparar a la iglesia para, y consolar a la iglesia en medio del sufrimiento, es predicando el evangelio de Cristo.
5-Siempre que se te sea posible, esta junto con las personas cuando están sufriendo.
Adoración
El tiempo de alabanzas fue también maravilloso. Bob Kaufflin (el pastor encargado de la adoracion de la iglesia de C.J.Mahaney) dirigió este tiempo tan solo con un piano, pero la forma en que motivaba, los cantos que fueron seleccionados, la fortaleza con la que se cantaba era extraordinaria. Había veces que con algunos canticos, el pastor Salvador Gómez, o Ken Billings, o yo no lo podíamos cantar llorando de la emoción por el contenido de la verdad que ahí cantábamos.
Y esa diversidad que había ente los predicadores, aun en su estilo, también se notaban en el auditorio en las expresiones corporales durante los canticos, y aun durante la predicación de la Palabra. Muchos decían “amen”, muchos levantaban las manos de diferentes formas, otros decían “aleluya”, otros “aplaudían”, otros “lloraban”, otros “sonreían”, pero todos alabábamos al mismo Señor que nos rescató, y lo hacíamos decentemente y en orden.
Otros Detalles
Había un salón inmenso con todas las publicadoras cristianas vendiendo los libros con descuentos asombrosos. A todos los participantes se les regaló 21 libros, incluyendo la ESV Study Bible, que algunos dicen es la mejor versión en ingles de Biblia comentada. Se nos dio también un bono de 10 dólares para descontarlo en la compra de libros que se hiciese. El trato de los que colaboraban a los participantes fue excelente. A pesar de las presiones de tanta gente en el salón de conferencia, haciendo preguntas, en la venta de libros, etc., no recuerdo haber visto a nadie con mala cara. Y eso que en el caso del miércoles la conferencia comenzó a las 8 de la mañana y terminó a las 9:30 PM, con algunos recesos. El jueves, ultimo día, comenzó de nuevo a la misma hora.
Un Testimonio Personal
En la inmensa sala con miles de libros que se estaban vendiendo, vi uno que hace tiempo quería comprar: “Teología del Nuevo Testamento: Magnificando a Dios en Cristo” de Thomas Schreiner. Cuando vi el precio 15 dólares me sorprendí y lo tome para comprarlo.
En la caja me dijeron que era 30 dólares, y yo le dije que entonces había un error en el precio que pusieron sobre la mesa. La cajera dijo que de seguro yo tenia la razón, y llamó al supervisor; el volvió a revisar el precio del libro y dijo que decía 30 dólares, pero que de seguro había un error, y me pidió que lo llevara a la mesa donde estaba el precio. Cuando fuimos (una considerable caminata pues el salón era grande), nos dimos cuenta que el equivocado era yo, ya que había un resumen del mismo libro que hizo el autor, y era ese resumen que costaba 15 dólares.
Al pedirle excusa al supervisor, el hizo una pausa, y me miró y me dijo: “Te lo voy a dejar por los 15 dólares que tu pensabas que costaba”. Fuimos a la caja (yo contento), y Ken Billings me recuerda que hay un bono de 10 dólares. El supervisor lo escucha, y me dice que le puede aplicar también la rebaja de esos 10 dólares, (ya el libro iba por 5 dólares!!!), y después que hago el pago, me pide que quiere tener ahí mismo un tiempo de oración conmigo y con Ken. Nos abrazó a los dos, y elevó una tremenda oración pidiendo que Dios hiciera grandes cosas en nuestras vidas y que el Señor fuera glorificado. Ken y yo quedamos en Shock, y cuando llame a mi esposa para contárselo, llore al recordar lo que esa persona hizo por mi, sin conocerme, y nunca supe su nombre ni volví a hablar con el.
¿Qué Pude Aprender de Todo Esto?
1-Que debemos a amar a los cristianos por el hecho de ser cristianos, y colaborar juntos hasta donde tal cosa sea posible. En el caso de T4G todos eran calvinistas y eso ayuda mucho, pero aun así las diferencias que hay entre ellos en otros aspectos, no son un obstáculo para que estén juntos por el evangelio.
2-¿Qué otras cosas pude aprender? Lo importante que es ir con expectativa de que Dios te va a hablar; la importancia de orar por los siervos de Dios. El tener cautela a la hora de comparar un ministerio con otro; lo deleitoso que es reunirse con el pueblo de Dios a adorar con todo nuestro ser, sin importar de que algunos dentro de ese pueblo piense distinto a ti en ciertos temas doctrinales y prácticos, recordando la diversidad entre cada adorador, pero la unidad, ya que debe ser con todo nuestro ser a nuestro gran Salvador. La relevancia del evangelio para la iglesia local y para cada cristiano, la importancia del fortalecimiento de la iglesia local con el evangelio, la importancia de la preparación ministerial formal, la forma espontanea de orar con otros y por otros, etc., etc., etc.
¡Ven hoy a Jesucristo pecador!
Por Fares Palacios (I.B.R.C)
Es la voluntad de Dios la que de manera libre, magnífica y poderosa puede dar vida a un cadáver. El Hijo, de una misma substancia; pre existente y eterno; engendrado y no creado, de la misma manera que el Padre, da vida a los que el quiere (1). Es la voluntad de Dios la que produce vida por medio de su Palabra en los hombres y mujeres de la misma manera que la lluvia gotea sobre la tierra y la hace reverdecer para vida (2), no en vano dice Juan el evangelista y expositor de la Teología del Logos, de manera axiomática que aquellos que son nacidos de Dios no son jamás engendrados de voluntad de carne, ni de sangre (3) sino de Dios y solo de Dios, no por las justicias humanas para que ningún hombre pueda gloriarse (4). Es Dios quién usando su libérrima e irresistible voluntad expresa en su eterno propósito por la elección su misericordia salvando a quién el quiere (5). (1) Juan 5:21; (2) Romanos 10: 17; (3) Juan 1:13; (4) Efesios 2: 8 – 9; (5) Romanos 9:18.

No puede un sordo escuchar, ni un ciego ver. Los hijos de Satanás no pueden entender el lenguaje del Reino de Los Cielos, no pueden porque son sordos (6) solo a los hijos les fue dado el poder escuchar, el que es de Dios, las Palabras de Dios oye (7) ¿Es por esto Dios injusto?, De ninguna manera, ¿Acaso no puede el alfarero romper una vasija y hacer otra nueva, o hacer una vasija para usos viles y otra vasija para uso honroso? (8) Solo puede existir una respuesta a aquella pregunta que tantos cristianos se hacen, ¿Por qué no pueden entender el Evangelio y al contrario lo odian, lo rechazan y aún en algunos que dicen ser cristianos no ha producido esta Buena Nueva ningún cambio radical? Por que sencillamente no son de Dios (9) Amigo lector, ¿Eres cristiano?, ¿Tu vida a dado frutos dignos de arrepentimiento?; ¿Puedes escuchar la Voz del Pastor? ¡El manda a todos los hombres, en todo lugar que se arrepientan! (10) (6) Juan 8:43; (7) Juan 8:47; (8) Romanos 9:19 – 29; (9) Juan 8:47; (10) Hechos 17:30.
El mundo cegado por Satanás no termina de entender que la doctrina del Hijo de Dios es contraria a la doctrina de este siglo. Para juicio también ha venido el Logos encarnado a este mundo, para avergonzar a lo fuerte con aquello que es débil y a lo sabio con lo que era visto como necio. Una piedra y una honda en las manos de un pequeño pastorcillo para vencer por Jehová de Los Ejércitos al gigante armado y acorazado. Así, vino a juzgar, para los que no ven vean, y los que ven sean cegados demostrando así Su Imperio sobre la carne humana y Su Voluntad Soberana de cegar a quién quiere, y de abrir los ojos a quién el quiere. (11) No vino pues a buscar a ciegos que se creyeran videntes, ni a videntes que se creyeran ciegos. No vino a buscar a justos sino a pecadores, vino a buscar y a salvar aquello que se había perdido, para que no se perdiera. (11) Juan 9:39.
Y es que no puede perderse nada de aquello que viene al Hijo. No existe rechazo alguno de parte del Cordero hacia aquel que viene a buscarle, jamás dejará fuera en medio de la tormenta y la niebla un padre a su hijo amado o le dejará sin comer una sola noche. Nunca será echado fuera alguno que venga al Hijo. Por cierto, ¿Ya has venido a Jesús?, ¿No es esta un buena noticia pecador?, ¿No es una maravillosa buena nueva esta que vino Jesús a buscar a lo vil de este mundo, a lo menospreciado? No, jamás será rechazado alguno que venga a al Hijo de Dios. La evidencia absoluta de que el Padre ha dado al Hijo aquello que jamás se perderá está en que esa Oveja descarriada escuchará la Voz y vendrá al Redil. (12) (12) Juan 6:37.
Todo lo que Dios quiere lo hace, jamás su voluntad será detenida por nada. (13) Su voluntad prevalece eternamente, y desde la eternidad. Esta voluntad Divina nos humilla y aniquila la soberbia que pueda estar escondida en nuestro engañoso corazón porque, ¿Quién podrá detener sus decretos?, ¿Quién podrá resistir a su voluntad? Por su voluntad fueron creados los cielos y la tierra, las aves de los cielos y los animales del campo. Por su decreto fueron creadas las estrellas, galaxias y planetas pues el mandó y existió, el dijo y fue hecho, (14) ¡Bendito sea el Nombre de nuestro Creador!, Y ¿No es también Su voluntad que aquellos que fueron dados al Hijo vivan eternamente y que ninguno se pierda? (15) ¡Esa es la voluntad del Padre! Y esa voluntad será ejecutada, ninguno de aquellos que vengan a Jesucristo se perderá. ¿Vendrás hoy a El pecador? (13) Isaías 46: 9 – 11; (14) Salmos 33:9; (15) Juan 6:39.
La palabra “Poder” encierra tantas cosas, y es tan codiciada por los seres humanos. El hombre quiere poder hacer todo cuanto este desea; y cuando en su mente algo se ha hecho un codiciado fin en si mismo vemos hasta donde se puede llegar. El hombre puede, puede escoger entre una comida u otra. El hombre puede escoger entre una bebida u otra, pero, ¿Podrá escoger venir al Hijo por si mismo? Algunos dicen que el llamado universal del Evangelio implica la capacidad universal de los hombres para poder venir al Hijo. La Biblia al contrario enseña que ninguno puede venir a Jesucristo si el Padre no lo trae (16). A estos que el Padre trae se les promete resurrección en el día postrero, a nadie más. Estos muchos serán despertados del polvo de la tierra para vida eterna, y los otros despertarán para vergüenza y confusión perpetua (17). ¿En qué grupo estás tu querido lector? ¡Ten compasión de tu alma, y ven hoy a Jesucristo! ¿No ves que a pesar de que es el Padre quién lleva las Ovejas al Hijo, este manda a todos los hombres a que vengan a EL por si quizá tu seas uno que escucha su Voz?, ¡Ven hoy a Cristo pecador! (16) Juan 6:44, 65; (17) Daniel 12:2.
No hay cosa más preciosa para el hombre que la libertad. Esto ha sido entendido de tal manera que en Occidente, y más en Venezuela y la mayoría de los países de la América Latina la pena máxima que pueden dar a un transgresor de la ley es la privación de libertad. Por otra parte aún en pleno siglo XXI vemos los ignominiosos casos de esclavitud y trata de blancas. No hemos sido librados aún de ese terrible flagelo producto de la depravación radical humana. Pero esto no es lo peor. La esclavitud implica estar totalmente imposibilitado de hacer lo que se quiere hacer, y al contrario hacer en contra de la voluntad propia cualquier cosa bajo el azote y la amenaza. No hay esclavos libres, sino millones de almas cautivas bajo el yugo del pecado cuyo salario es la muerte eterna en el fuego eterno (18). Otra vez vemos al hombre creyendo ser libre, pero estando esclavizado por el pecado, cree caminar por el camino recto pero al final del mismo hay muerte. (19) (18) Romanos 6:23; (19) Proverbios 14:12.
De la misma manera que una Oveja queda atrapada entre una grieta en una roca, o enredada en un arbusto expuesta a los peligros del campo minado de fieras salvajes y necesita ser liberada por el pastor, el pecador necesita un Libertador para poder venir a El libremente (20). No hay ningún hombre que pueda venir al Hijo de Dios estando en estado de esclavitud y sujeto a pesadas y gruesas cadenas, sino que el Hijo va y rompe las cadenas (21), anula el acta de los decretos contrarios a ese que ha sido libertado (22); le sella con Su Espíritu (23) y arrastra hacia si mismo a ese que es parte de Su Pueblo (24) por quién padeció en la Cruz (25) y que desde antes conoció y amó con amor eterno (26). (20) Romanos 11:26; (21) Lucas 4:18 – 19; (22) Colosenses 2:14; (23) Efesios 1:14; (24) Juan 6:44;(25) Isaías 53:11; (26) Romanos 8: 29 – 30, Jeremías 31:3.
Solo hay una verdadera libertad, y es la que produce el Hijo de Dios. Si el Hijo liberta al cautivo este será verdaderamente libre para siempre jamás (27). Este Libertador se revela así mismo en las Escrituras, abre el corazón para que alguno preste atención (28), se da a conocer y liberta con Poder, y libra al impío arrepentido de aquel terrible dueño cuya paga yace en las más profundas cavernas de la muerte eterna, donde el gusano no muere y el fuego nunca se apaga. (27) Juan 8:36; (28) Hechos 16:14.
¿Eres tu una de sus Ovejas?, ¿Te has examinado a ver si estás en la fe?, El Hijo de Dios puede salvar a aquellos que vienen a EL. EL no dio su vida en vano, ni dio su vida al azar como esperando a ver si alguno quiere, porque es que nadie quiere venir a EL para que tenga vida (29) El Hijo puso Su Vida por sus Ovejas. El Buen Pastor da Su Vida por sus Ovejas (30) ¿No es esto maravilloso? No hay otro Camino al Padre, sino el Hijo (31) como tampoco hay otra puerta por donde puedan pasar las Ovejas sino es la Puerta que es Jesucristo (32). No podrás llegar jamás al Padre tomando atajos, saltando la cerca (33). Debes pasar por una sola puerta y esta es la puerta estrecha, y luego caminar por el camino angosto (34) aunque son pocos los que la hallan. ¿La hallarás tu amigo lector?, ¿Hallarás la puerta?, ¡Oh! ¡Ven, ven a Jesucristo hoy sin tardar! (29) Juan 5:40; (30) Juan 10:11; (31) Juan 14:6; (32) Juan 10:7; (33) Juan 10:1; (34) Mateo 7:13 – 14.
Si son pocos los que hallan esa puerta, ¿Desperdiciaré yo mi tiempo y mi vida sabiendo que es como la neblina que se va de pronto y ya no está?, ¡La vida se va como el viento! ¡Pero también Jesucristo es la Vida, la Vida eterna, la Vida verdadera! ¿No vendrás hoy a El y te refugiarás bajo sus alas?, ¿No tienes ahora un deseo intenso de Dios y de adorarle por lo que es, y lo que hizo en la Cruz por los pecadores?, ¡Sangre preciosa corrió en Jerusalén! ¡Sangre de un Cordero sin mancha! ¡Sangre preciosa que puede lavar tus pecados! ¿Dices ser cristiano, pero vives en pecado?, ¡Examínate hoy y ve si eres hijo! No sea que te halles en las filas de aquellos que saltaron la cerca y no entraron por la Puerta que es Jesucristo y el día final escuchen las horrendas palabras: ¡Apartaos de mi, malditos al fuego eterno preparado para Satanás y sus ángeles! No sea que estés sentado como trigo pero el día final sea cizaña arrancada por los ángeles de Dios y echada en el horno de fuego, ¡Ven hoy a Jesucristo pecador!

© Por Fares Palacios. Bautista Reformado. Usted puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia.

SDG

Como les prometí, les hago entrega de la entrada Nº (04). Ya vimos lo que según las Sagradas Escrituras significa “Todos”, y también que “Dios garantiza la salvación por medio de la Elección”. De este último tema dejé pendientes tres preguntas que estimo abordar lo mejor que pueda.

1. ¿Se hizo provisión para los que son condenados?

2. ¿Por qué se ofrece a toda criatura el Evangelio de Jesucristo?

3. ¿Cristo murió por uno que está en el infierno eternamente?

La razón por la cual planteaba esas preguntas, era por causa de las afirmaciones infundadas de los enemigos del cristianismo histórico u ortodoxo. Quiero recordar algunas de esas afirmaciones de Middletown Bible Church.

“La muerte de Cristo fue SUFICIENTE PARA TODOS pero es EFICIENTE solo para quienes creen”. La obra de la cruz de Cristo no es limitada, pero la aplicación de esa obra por la operación del Espíritu Santo está limitada sólo para los creyentes.” MBC.

Quiero, antes de responder las preguntas, destacar algunas incongruencias que presentan en sus escritos los arminianos. Lo primero para destacar es la afirmación central del argumento arminiano, ¿Cuál?, “…La obra de la cruz de Cristo no es limitada…” ¿En qué se basan para esta afirmación?, Bueno, como dije en entradas anteriores, en el Arminiano tiene que “…ignorar el lenguaje claro y el sentido obvio de muchos pasajes y tiene que forzar las Escrituras y adaptarlas a su modelo teológico…” Ellos dicen lo siguiente:

1. La muerte de Cristo fue SUFICIENTE PARA TODOS (…)

2. (…) pero es EFICIENTE solo para quienes creen”.

3. La obra de la cruz de Cristo no es limitada (…)

4. (…) pero la aplicación de esa obra por la operación del Espíritu Santo está limitada sólo para los creyentes.

Con esta afirmación doy inicio a mis disertaciones para dar contestación a los escritos Antropocéntricos de Middletown Bible Church. Llama la atención que quienes desean dar a entender que la expiación no es limitada, plantean también una limitación. Debo entender que sus posturas universalistas deben ser fusionadas con un poco de teología reformada para poder presentarse como algo aceptable.

No puedo negar mi disgusto al darme cuanta de que lo que el evangelicalismo pos moderno ha hecho, es un trabajo de eclecticismo puro con el fin de presentar un mensaje para nada ofensivo a sus oyentes, muchos de ellos con comezón de oir cosas nuevas. Pero quiero que el cristiano lector note, para empezar, que el Arminiano de la escuela de quién escribe los presuntos “Peligros de la Teología Reformada” plantea su propio concepto de expiación limitada. ¿Cómo? Cito de nuevo las afirmaciones de estos:

1.- La muerte de Cristo fue SUFICIENTE PARA TODOS (…) pero es EFICIENTE solo para quienes creen”. Ya explicamos en un tema anterior, que la salvación no puede ser suficiente para el 100 % de los seres humanos. En este sentido, podemos decir que la salvación si es suficiente para Su Iglesia (1). La limitación que coloca este escuela arminiana es esta: “…pero es EFICIENTE solo para quienes creen…” ¿Pueden ver lo que yo veo en esta declaración? Veo dos posturas, una falsa, y otra ortodoxa. Veamos:

(1) Efesios 5:25.

I. Es suficiente solo para los que creen (Expiación Limitada Arminiana), lo cual indica que el hombre tiene el deber de creer, y este creer es una fe inherente al ser humano que este debe ejercer para venir a Cristo usando su Libre Albedrío. Esto presenta un problema. ¿Cuál es?

II. A.- La Fe es un don de Dios que viene por el oír, y el oír la Palabra de Dios (2). De esta manera el hombre no puede producir fe salvadora. B.- Una fe inmanentemente salvífica, presupone que el hombre racional y en su madurez puede prescindir de la predicación del Evangelio por Palabra de Dios para ser salvo, lo cual es una herejía, como dije antes, “…la fe viene por el oír, y el oír la Palabra de Dios…” C.- El hombre muerto en delitos y pecados (3) tiene albedrío, pero no el libre albedrío del que disfrutó Adán en Edén. No es libre para venir a Cristo hasta que Cristo lo haga libre (4). No hay esclavos libres, sino esclavos libertados. Una vez que ese esclavo es libertado por el Hijo de Dios, entonces es verdaderamente libre para venir voluntariamente a Dios (5). Por lo cual, creo que la postura dos es la cristiana…

(2) Romanos 10: 17; (3) Efesios 2: 1 – 10; (4) Juan 8: 31 – 38; (5) Salmos 110: 3.

III. La muerte de Cristo es eficaz solo para aquellos a quienes el Hijo liberta. Esto es, aquellos que el Padre atrae hasta el Hijo (6), y que a través del Hijo quién es el Único Camino, van al Padre (7), estos son aquellos que Dios predestinó para vida desde antes de la fundación del Mundo (8). Son aquellas Ovejas descarriadas que escuchan la Voz del Pastor y le siguen a Su llamado, nadie más puede escuchar esta Voz sino solo las Ovejas (9). Esta es la expiación especial, particular o limitada. Ahora bien, la palabra suficiente, refiere a que es todo lo que el hombre elegido necesita para la salvación. La afirmación de que es suficiente para todos, y que es eficaz para los que creen es un sofisma. ¿Por qué?

(6) Juan 6:44; (7) Juan 14:6; (8) Romanos 8: 28 – 30; (9) Juan 10: 25 – 30.

Porque la idea que está detrás de esta falacia es que “La muerte de Cristo es suficiente para la salvación del 100% de los hombres, pero eficaz solo para los que deciden creer” La doctrina ortodoxa cristiana y bíblica dice: “…la muerte de Cristo es suficiente, completa, total para aquellos que el Padre a dado al Hijo, para que ninguno se pierda de los que del mundo EL le dio, y su eficacia está en su eterna elección para todos aquellos que el Padre amó desde antes de la fundación del Mundo…”

Una postura deja la salvación y la eficacia de la muerte de Cristo en la Cruz en las manos débiles e inmundas del hombre que “Decide”, y la otra está absolutamente en las manos Poderosas y Puras de Dios que tiene misericordia como Soberano de quién quiere tener misericordia y endurece a aquel que quiere endurecer (10).

(10) Romanos 9: 15 – 16

Una postura es humanista y romántica, la otra postura es cristiana y Teológica. Estos temas los hemos visto antes, pero para mi no es molesto el repetir las mismas cosas (11). Entonces cuando nuestro amigo Arminiano dice: “… La obra de la cruz de Cristo no es limitada…” Está obviando la limitación que el mismo hace al limitar el efecto de esa Obra a aquellos que creen. En esto tiene razón en tanto y en cuanto aceptamos que la fe es un don de Dios, (12) para que todo provenga de EL y para que la gloria sea del Dador de la Vida.

(11) Filipenses 3:1; (12) Efesios 2: 8 – 9, Filipenses 1: 29.

No se puede desligar la Obra de la Redención, del destinatario de la misma, Cristo murió por un grupo de pecadores que el escogió y cuyo numero no puede ser contado, y eso lo dice la Escritura una y otra vez.

Seguimos entonces respondiendo las preguntas:

1. ¿Se hizo provisión para los que son condenados?

2. ¿Por qué se ofrece a toda criatura el Evangelio de Jesucristo?

3. ¿Cristo murió por uno que está en el infierno eternamente?

Parte de las respuestas a estas preguntas se han expuesto anteriormente. Sin embargo vale la pena sistematizar las respuestas para el provecho del cristiano lector.

1. ¿Se hizo provisión para los que son condenados?, es la misma pregunta 3. ¿Cristo murió por uno que está en el infierno eternamente? Así que la pregunta dos la dejaremos de última.

La evidencia Bíblica demuestra que Dios no murió en la Cruz por gente al azar o fuera de Su Control. La Escritura enseña que EL dio Su Vida por Sus Ovejas, no por las Cabras (13), por todos aquellos que el Padre le dio (14). Que murió por todos los que del mundo fueron traídos por el Padre al Hijo de toda tribu, pueblo, lengua y nación, es decir, el Mundo (15). Que murió por Su Iglesia (16), por Su Pueblo (17), por los escogidos (18)

(13) Juan 10:11, (14) Juan 17: 2, 6, 9, 11, 12; (15) Juan 6:44, 12: 32; (16) Efesios 5:25, (17) Lucas 1:17, 1:68, 2:10, Hechos 15:14; Hechos 18:10, Tito 2:14, 1 Pedro 2:9, (18) 2 Timoteo 2:10.

En base a esto debo preguntar algo, ¿Hay Ovejas de Dios en el Infierno? ¡No!, ¿Hay alguno que el Padre haya dado al Hijo que se perdió? ¡No! ; ¿Hay algún miembro del Cuerpo de Cristo en el Hades? ¡No! ¿Hay alguno del Pueblo de Dios en el tormento eterno? ¡No!, ¿Hay algún escogido atormentado en llama eterna? ¡No! Y por ultimo pregunto, ¿Cristo murió por alguno que está en el infierno? ¡No! Eso quiere decir que aquellos que finalmente se pierdan no eran de sus Ovejas, nunca fueron traídos por el Padre, no eran Trigo, sino cizaña; no eran Iglesia, ni Pueblo de Su Heredad ni de sus escogidos.

¿Qué implicaciones tendría creer la falsa doctrina de que Dios murió por el 100% de los hombres, esto incluye por alguno que está en el Infierno? Quién cree que Dios murió por el 100% de los hombres debe ser consecuente con su doctrina y creer esto:

1. Si Dios murió por el 100% de los seres humanos, y el quiere que todos los hombres se salven; entonces Dios no puede hacer realmente todo lo que quiere y está limitado al albedrío del hombre por cuanto los hechos y la Biblia enseñan que hay gente en el infierno. De esta manera Dios es un Dios que espera por el hombre pasivamente.

2. Si Dios murió por todos los hombres, el amor Divino ha sido derramado sobre el 100% de la humanidad. Si ese amor Divino es el amor Bíblico, jamás dejará de ser. Sin embargo, en el Infierno, aquellos que Dios amó, dejarán de experimentar el amor de Dios y tendrán la Ira de Dios eternamente sobre ellos. Entonces, ¿El amor nunca deja de ser?

3. La Redención Implica comprar aquello que se había perdido como recuperándolo. Si Cristo pagó por el 100% de los hombres, entonces Dios no fue capaz de recuperar todo lo que se había perdido puesto que muchos finalmente se perdieron. ¿Qué clase de dios es ese que falla al salvar?

Dios no pudo haber muerto en la Cruz y sufrido el Tormento y la separación y abandono temporal del Padre por alguien que a pesar de que Cristo tomó su lugar, y pagó su deuda, finalmente se pierde eternamente sufriendo el tormento que Cristo padeció por este en la Cruz.

La Iglesia de Cristo, compuesta del número de los escogidos de toda generación, y de todo el mundo ha sido guardada de la ira venidera. No se garantiza a nadie más esta promesa y cuidado especial de la Providencia, sino solo a la Iglesia, la Esposa del Cordero. Si Cristo sufrió el tormento de la Cruz fue para satisfacer la Ira de Dios. Si Dios aún derrama Su Ira en el Infierno sobre los impíos no arrepentidos, entonces es obvio de que Cristo jamás, jamás, jamás tomó el lugar de ellos ni pagó por ellos sufriendo la cruenta Cruz.

Jesucristo fue molido por Su Pueblo, Sus Ovejas, Su Iglesia, Sus Escogidos y a estos conoció desde antes, desde antes predestino, para a su tiempo llamarlos con la Voz de Pastor, para darles la Paz justificándolos y prometiendo glorificarlos en el futuro para disfrutar de EL por toda la eternidad. ¿Eres tu uno de estos? ¡Examínate y ve si estás en la fe!

Ahora veamos la segunda pregunta, 2. ¿Por qué se ofrece a toda criatura el Evangelio de Jesucristo?

Los enemigos del Evangelio quieren satanizar la fe ortodoxa haciendo dramáticas ilustraciones de la presunta crueldad de nuestro Dios al ofrecer el Evangelio a alguno que no puede creer. Este asunto es de cuidado, y no por eso hay respuestas a todas las cosas que la Biblia expone. Los temas de la Soberanía de Dios y la responsabilidad humana ponen de manifiesto nuestra mente finita y el asunto en cuestión es posiblemente de igual magnitud de la doctrina Ortodoxa que aceptamos los Protestantes de la Trinidad, o la resulta Nicena. Sin embargo, a pesar de que los enemigos del Evangelio ortodoxo quieren por medio de sugestiones sembrar temor a sus congregaciones, la Palabra de Dios sigue tapando boca de erráticos y malos hombres que detienen con injusticia la verdad.

¿Hablaría Jesucristo de tal manera que no fuera entendido por todos?, ¿Discriminaría a unos de otros a la hora de revelar sus grandes doctrinas? Por favor, vamos a ver que muestran las Escrituras en Mateo 13, Marcos 4, Lucas 8:4:

10Entonces, acercándose los discípulos, le dijeron: ¿Por qué les hablas por parábolas? 11El respondiendo, les dijo: Porque a vosotros os es dado saber los misterios del reino de los cielos; mas a ellos no les es dado. 12Porque a cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. 13Por eso les hablo por parábolas: porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden. 14De manera que se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dijo: De oído oiréis, y no entenderéis; Y viendo veréis, y no percibiréis.15Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, Y con los oídos oyen pesadamente, Y han cerrado sus ojos; Para que no vean con los ojos, Y oigan con los oídos, Y con el corazón entiendan, Y se conviertan, Y yo los sane. (…)

10Cuando estuvo solo, los que estaban cerca de él con los doce le preguntaron sobre la parábola. 11Y les dijo: A vosotros os es dado saber el misterio del reino de Dios; mas a los que están fuera, por parábolas todas las cosas; 12para que viendo, vean y no perciban; y oyendo, oigan y no entiendan; para que no se conviertan, y les sean perdonados los pecados (…)

9Y sus discípulos le preguntaron, diciendo: ¿Qué significa esta parábola? 10Y él dijo: A vosotros os es dado conocer los misterios del reino de Dios; pero a los otros por parábolas, para que viendo no vean, y oyendo no entiendan (…)

Para entender mejor este pasaje colocamos las tres incidencias de los Evangelios Sinópticos. Quiero llamar la atención de los elementos comunes de esta declaración del Hijo de Dios.

1.- No a todos se les daba conocer los misterios del Reino. Se entiende por estas afirmaciones que el conocer estos misterios era una concesión. Y esta concesión no era dada a todos. De manera que Cristo enseñaba públicamente doctrina salvífica que no todos podían comprender, sino aquellos a quienes era dado. ¿Por qué predicaba Jesús un mensaje a gente que no podía entender, o creer, pues un entendimiento pleno de estas cosas implicaba una concesión de fe salvífica? ¿Era el Hijo de Dios injusto? De ninguna manera.

2.- Podemos ver que dentro de las masas a las que Jesús predicaba había gente que tenía ojos, pero no veía. Había gente con oídos, pero no podía oír. No podían entender el mensaje, de la misma manera que hoy muchos no pueden ver ni oír, pero a pesar de ello les es anunciado el Reino de los Cielos. ¿Cuál era el propósito de esto?

3.- Es posible que haya sido un acto de misericordia como dijo el pastor John Mac Arthur en su comentario sobre este pasaje. Es posible que para no colocar ascuas sobre sus cabezas, dejaba sin entendimiento a estos pecadores para que su castigo en el infierno fuera menos intenso y de esta manera se pudiera ver un acto de misericordia.

4.- Esta frase: 12para que viendo, vean y no perciban; y oyendo, oigan y no entiendan; para que no se conviertan, y les sean perdonados los pecados (…) Deja de manifiesto otra posibilidad y esta concuerda con la fe cristiana y la Soberanía de Dios y es lo que yo creo. La razón por la cual Dios no dejaba entender a estos los misterios del Reino, era posiblemente para “…que nadie se gloríe…”  la frase: “…y les sean perdonados los pecados…” Implicaba que ninguno de ellos se salvaría sin que Dios revelara en sus corazones el Evangelio, y además que Dios y solo Dios podía perdonar sus pecados, en vista de su sordera y ceguera, Dependían absolutamente de la misericordia de Dios.

Lo cierto es que a pesar de que no todos podían creer ni entender, y a pesar de que no a todos se concede el arrepentimiento para vida, y la fe para salvación; Dios ha decretado que sea anunciado el Evangelio a todas las Naciones. ¿Por qué? Porque la multitud de escogidos que no se puede contar, millones y millones; están diseminados por toda la Tierra. En este sentido entendemos que significa Mundo. Las Ovejas de toda tribu, pueblo, lengua y nación; de los cuatro términos de la tierra y hasta el último rincón de la creación. He aquí la importancia de las Misiones, y el gozo de saber que Dios garantiza el éxito de las mismas puesto que tiene pueblo suyo en todos los países y que estos deben saber y escuchar el Nombre de Jesús.

También debemos aclarar que predicamos el Evangelio de Jesucristo de la manera que es enseñado en la Escritura porque esto es para la Gloria de Dios. Somos llamados a ello. No entiendo como alguien puede decir semejante cosa como: “Entonces para que predicar”, una frase así viene, y una vez más lo digo, de un conocimiento distorsionado e insuficiente de la Fe Reformada. Predicamos a Todas Las Naciones porque ¡Bendito sea Dios! Hay Pueblo de Dios, millones en todas las Naciones y Dios Decretando desde antes que serían Salvos, dejó además los medios por los cuales estos habrían de venir al Dios Creador. A saber estos medios son: 1.- La Oración por todos los hombres, (Comprendiendo quienes son todos) Y orando bíblicamente por los que han de creer tal como lo hizo el Hijo de Dios y 2.- Predicando el Evangelio Bíblicamente, no usando métodos emocionalistas, vanas repeticiones de oraciones salvadoras, haciendo llamados al altar y a aceptar a Cristo, usando música sugestiva, manipulación, entre otras cosas, sino llamando a todos los hombres en todo lugar que se arrepientan, que crean al Evangelio, que vengan a Jesucristo y le adoren, que humillados y conscientes de su depravación y pecado e inmundicia vengan confiando solo y absolutamente solo en Jesucristo para su salvación, menospreciando sus vidas y cualquier justicia que pudieran hacer puesto que solo la misericordiosa gracia de Dios puede dar vida al pecador.

Bien hermanos, por hoy dejaremos este escrito hasta aquí. Por favor, esté pendiente del próximo escrito, por favor medita en estas cosas, y comprueba todas las cosas que acá se escriben con las Escrituras. En la próxima entrega seguiré dando contestación a los Escritos que intentas tristemente de mostrar una imagen distorsionada y falsa de nuestra fe. Una brazo desde Caracas, Venezuela a todo el Pueblo de Dios.

© Por Fares Palacios. Bautista Reformado. Usted puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia.

Dios pudo GARANTIZAR la Salvación, por lo cual EL ESCOGIÓ a los hombres que había de salvar.


Por Fares Palacios (I.B.R.C)


No puedo ocultar mi indignación, mientras más profundizo, y leo estos escritos de Middletown Bible Church usados por el (F.A.C), o Frente Anti – Calvinista para intentar frenar el Potente Avance del Evangelio de la Gracia. En la entrada anterior expuse que significa Bíblicamente la palabra “Todos” Es importante que antes de leer este artículo, revise el anterior para un mejor entendimiento por ser este tema tan importante.


Analicemos la siguiente frase.
“…. Los hombres son CONDENADOS porque han rechazado la Persona y la OBRA de Jesucristo y rechazaron el único remedio de Dios para el pecado (Juan 3:18; 5:40). Los incrédulos nunca podrán decir que no se hizo provisión para su salvación y que no les fue ofrecida. Jamás podrán estar antes Dios y decir, “La razón por la cual no soy salvo es porque Cristo no murió por mí”. No, la razón por la cual no son salvos es porque rechazaron a Aquel que murió por ellos y que es el Salvador de todos los hombres (1 Ti.4:10). Están sin excusa…”


Entramos en un tema que debe ser tratado con cuidado. Quiero iniciar esta entrada con unas cuatro preguntas que planteó el pastor Miguel Núñez de la Iglesia Bautista Internacional en una serie de estudios que expuso sobre la doctrina de la Salvación, o “Soteriología”. El pastor Núñez planteaba las posibilidades de lo que Dios pudo haber hecho, a saber:


1. Dios pudo haber SALVADO a TODO EL MUNDO.


2. Dios pudo haber CONDENADO a todo el MUNDO.


3. Dios pudo OFRECER la Salvación SIN GARANTÍA y dejar que el HOMBRE ESCOGIERA.


4. Dios pudo GARANTIZAR la Salvación, por lo cual EL ESCOGIÓ a los hombres que había de salvar.


Siguiendo la dinámica del pastor en su enseñanza, la cual yo disfruté mucho; podemos empezar a ver ¿Cuál de las cuatro opciones es la que se enseña en la Biblia? ¡Bueno, si usted leyó el artículo anterior, y cree a Dios y a Su Palabra, debe contestar definitivamente, la cuarta opción.


Aunque Dios pudo haber salvado a todos los hombres, la Biblia muestra que no todos los hombres son salvados. También, Dios pudo haber condenado a toda la humanidad y aún así, ¡Jamás sería injusto! Porque el puede hacer lo que bien le place con Su Creación. Sin embrago, tampoco es una opción aceptada por todas las Iglesias de Cristo. Entonces queda la opción tres, y la opción cuatro.


La mayoría de la cristiandad y grupos religiosos aceptan y predican la opción tres. Eso lo vemos en el comentario del escrito de Middletown Bible Church y lo escuchamos en la mayoría de los pulpitos de cualquier denominación. La pregunta es, ¿Es eso lo que enseña la Biblia? Vamos a analizar el comentario del escrito al que doy respuesta, lo citaré nuevamente para comodidad del cristiano lector:


“…. Los hombres son CONDENADOS porque han rechazado la Persona y la OBRA de Jesucristo y rechazaron el único remedio de Dios para el pecado (Juan 3:18; 5:40). Los incrédulos nunca podrán decir que no se hizo provisión para su salvación y que no les fue ofrecida. Jamás podrán estar antes Dios y decir, “La razón por la cual no soy salvo es porque Cristo no murió por mí”. No, la razón por la cual no son salvos es porque rechazaron a Aquel que murió por ellos y que es el Salvador de todos los hombres (1 Ti.4:10). Están sin excusa…”


Quiero hacer algunas preguntas al lector:


1. ¿Por qué los hombres rechazan al Hijo de Dios?


2. ¿Por qué no creen en el Hijo de Dios?


3. ¿Se hizo provisión para los que son condenados?


4. ¿Por qué se ofrece a toda criatura el Evangelio de Jesucristo?


5. ¿Cristo murió por uno que está en el infierno eternamente?


Cuando los Arminianos dicen: “…. Los hombres son CONDENADOS porque han rechazado la Persona y la OBRA de Jesucristo y rechazaron el único remedio de Dios para el pecado (Juan 3:18; 5:40). Quieren explicar que la razón por la cual el impío será condenado eternamente, es porque ha rechazado a Jesucristo, y lo ha rechazado porque el decidió, en su “Libre Albedrío” no creer.


Es verdad que el impío rechaza al Hijo de Dios, y que este rechazo obstinado es evidencia de condenación. El asunto aquí es que se han obviado algunas cosas. No podemos usar un texto por conveniencia, y dejar de usar otro porque son textos problemáticos, o porque parezcan no apoyar mi idea de lo que debe ser. No hacemos que la Biblia diga lo que nosotros queremos, eso es una herejía, debemos sencillamente exponer el mensaje que Dios quiere dar al hombre, tal y como fue dado. Quiero responder lo que considero, a la Luz de la Escritura, es la respuesta correcta de la primera pregunta.


En primer lugar la Biblia enseña que todos los hombres han rechazado a Dios. Así está escrito en Romanos 3:


10Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; 11 No hay quien entienda, No hay quien busque a Dios. 12 Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno. 13 Sepulcro abierto es su garganta; Con su lengua engañan. Veneno de áspides hay debajo de sus labios; 14 Su boca está llena de maldición y de amargura. 15 Sus pies se apresuran para derramar sangre; 16 Quebranto y desventura hay en sus caminos; 17 Y no conocieron camino de paz. 18 No hay temor de Dios delante de sus ojos.


Esta es solo una evidencia del estado del hombre, de su naturaleza corrupta. Cuando la Filosofía y el humanismo de la Pos Modernidad quieren enseñar en los pulpitos que hay una gota de bondad en el hombre, y que este puede decidir venir a Dios, la Biblia enseña que no hay un solo hombre que busque a Dios. El mundo dice que el hombre es bueno, la Biblia dice que es depravado.


Todos los hombres rechazan a Su Creador. Aquellos que rechazan a Su Creador son los que no creen. Pero, ¿Por qué no creen?, ¿Alguna vez hermano te has preguntado, ¿Cómo fue que tu creíste en el Evangelio, y porque hay tanta gente que no cree? El Hijo de Dios, respondió esa pregunta a unos que lo rechazaban, veamos en Juan 10:


22Celebrábase en Jerusalén la fiesta de la dedicación. Era invierno, 23y Jesús andaba en el templo por el pórtico de Salomón. 24Y le rodearon los judíos y le dijeron: ¿Hasta cuándo nos turbarás el alma? Si tú eres el Cristo, dínoslo abiertamente. 25Jesús les respondió: Os lo he dicho, y no creéis; las obras que yo hago en nombre de mi Padre, ellas dan testimonio de mí; 26 pero vosotros no creéis, porque no sois de mis ovejas, como os he dicho. 27Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, 28y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. 29Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. 30Yo y el Padre uno somos.


La Biblia enseña claramente que aquellos que no creen definitivamente, NO SON DE SUS OVEJAS. No podían creer, su naturaleza era una de rechazo y odio hacia el Creador. ¿Es Dios culpable de ello?, ¡No! Como hijos de Adán, solo seguían su camino de rechazo al Dios de los cielos. Llama la atención que Jesús dijo: “…no sois de mis ovejas…” Nunca dijo, “…aún no son de mis ovejas…” como si pudieran llegar a ser tales algún día. El Hijo de Dios conocía a sus ovejas, las conoce, y a Su Voz estas responden tarde o temprano.


Es por esta razón que Jesús habla de “La Oveja perdida” y no de la “Cabra” que se convertirá en Oveja. Habla de Ovejas descarriadas que deben ser vueltas al redil del Pastor. Ese redil es la Iglesia de Cristo en el Mundo. Quienes rechazan al Hijo e Dios obstinadamente hasta el fin de sus vidas, son los incrédulos. Los incrédulos no son Ovejas del Pastor y por lo tanto no podrán entrar al Redil por la Puerta.


Si la Salvación fuese un remedio, tal y como enseña el autor Arminiano, cualquiera podría tomarlo y ser sanado, pero cuando hablamos de salvación, y del Evangelio, y he allí de ser simplistas en las ilustraciones falaces; no podemos disminuir la Obra Redentora de esa manera. Hace muchos años escuché una ilustración de la Salvación, que concuerda con el punto tercero de la creencia que dice que Dios provee la Salvación y la deja allí, como una Coca Cola comprada por un buen hombre, la cual siendo pagada está puesta en una mesa esperando que alguien la tome gratuitamente.


Esta ilustración, es como la de la medicina, como la del jabón, y como la del barbero, es decir, una ilustración que exalta la falsa doctrina de la participación humana en la Obra Redentora. La palabra de Dios jamás enseña que la Salvación fue “Comprada” como una solución que está allí en el aire esperando que alguien crea, y se salve. Pero, ¿Es esto lo que enseña la Biblia? Veamos algunos pasajes que pueden aclarar la situación, primero veamos Romanos 9:


10Y no sólo esto, sino también cuando Rebeca concibió de uno, de Isaac nuestro padre 11(pues no habían aún nacido, ni habían hecho aún ni bien ni mal, para que el propósito de Dios conforme a la elección permaneciese, no por las obras sino por el que llama), 12se le dijo: El mayor servirá al menor. 13Como está escrito: A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí.


Cualquier lector imparcial, entenderá que este texto, no solo habla sobre Israel. Ese es el argumento favorito de los Arminianos, “Eso no se aplica a la Iglesia” Pero la Palabra de Dios, no solo enseña:


1. Que Jacob y Esaú no habían nacido y por lo tanto jamás pudieron haber decidido nada,


2. Que Dios tiene un propósito eterno, y ese propósito es conforme a la elección,


3. Y que esa elección no depende de ninguna obra, sino del llamado de Dios que es el mismo llamado de Romanos 8:28 en adelante.


También enseña que:


1. No solo habla a la nación de Israel, sino a los gentiles:


22¿Y qué, si Dios, queriendo mostrar su ira y hacer notorio su poder, soportó con mucha paciencia los vasos de ira preparados para destrucción, 23y para hacer notorias las riquezas de su gloria, las mostró para con los vasos de misericordia que él preparó de antemano para gloria, 24a los cuales también ha llamado, esto es, a nosotros, no sólo de los judíos, sino también de los gentiles? 25Como también en Oseas dice: Llamaré pueblo mío al que no era mi pueblo, Y a la no amada, amada.


2. Y que el contexto del que habla es de Salvación y no solo servicio:


27También Isaías clama tocante a Israel: Si fuere el número de los hijos de Israel como la arena del mar, tan sólo el remanente será salvo; 28porque el Señor ejecutará su sentencia sobre la tierra en justicia y con prontitud. 29Y como antes dijo Isaías: Si el Señor de los ejércitos no nos hubiera dejado descendencia, Como Sodoma habríamos venido a ser, y a Gomorra seríamos semejantes.


Esto es interesante, vemos que la salvación en ninguna manera se presenta como una medicina para ser usada, ni como una Coca Cola paga para ser tomada, sino como un acto de pura gracia de Dios. Esta gracia no se garantiza por una decisión humana, sino por una elección, antes del nacimiento del impío, u Oveja descarriada, y se hace efectiva en vida del pecador al recibir el llamado, conforme al propósito de Dios. De esa manera entonces podemos entender que significa “…mis Ovejas oyen Mi Voz, y yo las conozco…” Esas Ovejas, han sido ovejas desde antes de nacer, por una eterna elección, para que la gracia mostrara la misericordia de Dios, excluyendo cualquier justicia humana por demás inmunda. De esta manera no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia.


Según lo que hemos visto hasta ahora, la opción numero cuatro es la que enseña la Biblia. El verdadero evangelio no deja en manos del hombre la Salvación, sino que muestra a un Dios Soberano y Todopoderoso atrayendo hacia si mismo a los que el por Su Voluntad hace nacer por la Palabra que produce fe salvífica. Esta Salvación está garantizada por Dios, y es esta la médula del Evangelio, y lo que la Teología reformada enseña, “Dios y solo Dios salva al hombre”.


¿Produce desesperanza esta enseñanza? ¡Jamás! No es que alguien llegará al cielo y dirá, Dios déjame entrar, y el le dirá, no ¡porque tu no eres de mis escogidos! Esa es otra sugestión para desinformar lo que enseña la Teología Reformada, otra mentira de los discípulos de Jacobo Arminio, la Teología Reformada en cuanto a la Salvación no es otra cosa que el Evangelio.


El asunto aquí, es que el pecador no quiere nada con Dios. La Biblia enseña que no hay un solo hombre o mujer en esta tierra que venga a Cristo que sea echado fuera. Y ese hombre que viene a Cristo, es aquel que es capacitado, por medio de la regeneración para venir a El libremente, porque sus cadenas han sido rotas por el Hijo de Dios, aunque este ignora todo lo que está sucediendo. Esa Oveja solo sabe que desea intensamente a Dios, y tiene sed de EL, solo de esta manera el hombre puede desear a Dios. En su estado de muerte espiritual, es aún hijo de ira, y enemigo de Dios, los enemigos odian, no aman. Solo puede alguno amar a Dios si es amado por Dios con amor eterno, de modo que podemos decir los cristianos, como dijo el Juan 4:


10En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados (…)


Faltan por contestar las últimas tres preguntas:


1. ¿Se hizo provisión para los que son condenados?


2. ¿Por qué se ofrece a toda criatura el Evangelio de Jesucristo?


3. ¿Cristo murió por uno que está en el infierno eternamente?


Pero no en este momento, sino en el próximo post. Debo agregar para terminar esta entrada, que la evidencia Biblia de que Dios garantiza la salvación, y es el quién escoge, es abundante. Pero en la medida en que avancemos podremos ver como estos bellos pasajes adornan la Soberanía y Gloria de Dios. Saludos desde Caracas, Venezuela.


© Por Fares Palacios. Bautista Reformado. Usted puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia.

¿Por quienes murió el Señor Jesucristo?

Por Fares Palacios (IBRC)

Definamos lo que según la Biblia significa TODOS…

No hay duda que la tendencia universal del pensamiento humanista es el Universalismo. ¿Hay alguna duda para la Iglesia de Cristo que el humanismo forma parte del pensamiento cristianos pos moderno?, ¿Por qué digo esto?, Porque su doctrina y su Teología no están centradas en la gloria de Dios, su majestad y Su Soberanía, sino en sus sentimientos humanos. Aunque no lo digan abiertamente su pensamiento es centrado en el hombre y no en Dios.

Frases como: “…Dios ama al pecador, pero aborrece su pecado…” dejan de manifiesto una clara desviación del patrón Bíblico original que enseña que Dios no solo aborrece al pecado, sino al que lo practica (Salmos 7:11) ¡Para un Arminiano es inconcebible que Dios esté airado todos los días contra el impío! A pesar de ello, la Biblia afirma tajantemente que así es.

La cuestión que nos trata aquí y ahora es la pregunta, ¿Por quienes murió Jesucristo?, veamos las aseveraciones del escrito de los señores de “The Middletown Bible Churc” en los EEUU. Dentro de las cosas que afirman, producto de una evidente falta de conocimiento o al menos de empeño por hacer una interpretación progresiva y continua de la palabra Mundo, es lo siguiente:

“Los que promueven esta doctrina errónea tratan de decirnos que “mundo” realmente no significa “mundo” y que “todos” realmente no significa “todos” y que “todo hombre” realmente no significa “todo hombre” y que “todo el mundo” realmente no significa “todo el mundo”.

Pues bien hagamos un simple ejercicio de hermenéutica Bíblica. Pero antes debo dejar claro algo, la doctrina errónea es la que ignora el significado de las palabras en la Biblia. No tratamos de decir algo que no esté en la Escritura, veamos los ejemplos Bíblicos donde se utiliza la palabra mundo, ¿Me siguen? ¡Adelante!

Un principio del cual no debemos prescindir es el de una correcta interpretación. Una palabra puede ser usada de diferentes formas, y en diferentes contextos. De la misma manera, cuando hablamos de la Biblia no podemos llegar a un entendimiento de la Escritura solo usando versículos que apoyen la posición que me satisfaga. Debemos exponer toda la verdad de Dios. Ahora bien, para entrar en el tema de hoy, debemos preguntarnos algo, ¿Hace Dios todo aquello que el quiere hacer y realizar?

La respuesta es absolutamente si. Así está Escrito en Isaías 46:

9Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí, 10que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero; 11que llamo desde el oriente al ave, y de tierra lejana al varón de mi consejo. Yo hablé, y lo haré venir; lo he pensado, y también lo haré. (…)

Dios realiza todo aquello que desea hacer, y nada estorbará en Su Camino, porque es Dios. ¿Estamos de acuerdo en eso?, ¡Bien! Ahora, ¿Cómo compaginamos esa verdad absoluta, este axioma con el siguiente pasaje? 2da Pedro 3:

9El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

Si Dios no quiere que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento, ¿Cómo es que no todos creen? ; ¿Cómo puede haber gente en el infierno si el deseo de Dios es que ninguno perezca, y su deseo se cumple absolutamente? ¿Se contradice la Biblia? Definitivamente no, nunca se ha contradicho, y jamás se contradecirá. Ahora viene la pregunta, ¿Todos se refiere a todos?, y ¿Todo el mundo se refiere a todo el mundo 100%? ; Entonces ¿Quiénes son esos todos?

La respuesta está en la Biblia, veamos:

39Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero. (…) Juan 6.

Son estos versículos parte de aquella majestuosa oración del Hijo de Dios, nuestro Señor Jesucristo. Dios ejecutará todo lo que desea. Cuando Dios dice que no quiere que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento, se refiere a un grupo. De otra manera entonces podemos inferir dos infelices ideas producto de la teología Arminiana: 1.- O la Biblia se contradice, o 2.- Dios falló en querer salvar a todos. Gracias a Dios, esto no es así, sino que 1.- La Biblia es Inerrante, y 2.- El ha salvado y salvará a todos los que quiere. ¿Quiénes son esos? Me parece que el dios de “The Middletown Bible Churc” y del gracioso (F.A.C) o Frente Anti – Calvinista que usa ese material, pero que además lee libros calvinistas, ve videos calvinistas, y usa material calvinista de todos los pastores calvinistas reconocidos como Charles Haddon Spurgeon, George Withefield, Jonathan Edwards, George Muller, Sugel Michelén, Salvador Gomes Dickson, Miguel Núñez, Paul Washer; John Mac Arthur, Henry Tolopilo, y todo lo que puedan usar para ganar adeptos y confundirlos con su relativismo evangélico, su dios es un dios sin poder ni soberanía.

2como le has dado potestad sobre toda carne, para que dé vida eterna a todos los que le diste. (…) Juan 17

La idea continúa aclarando de que “Todo” no siempre significa todo en la Biblia, como hablando del totalidad y 100%. ¿A quienes Dios les da vida eterna? La respuesta está en la Biblia, “A todos los que el Padre le dio al Hijo” ¡Que falta de respeto afirmar que alguno puede llegar porque “Quiso” o porque “Decidió” llegar al Hijo de Dios. Vemos acá ese precioso pacto eterno entre el Padre y el Hijo para la Salvación de los suyos, ¿Quiénes? Otra vez, aquellos que el Padre trajo al Hijo. Esta verdad Bíblica es rechazada salvajemente por el hombre de cualquier religión, y por los Arminianos por la sencilla razón que estos desprecian el Señoría de Cristo y quieren tener su 1% en la Obra Redentora, lo que la convierte en una doctrina herética de salvación por justicias humanas.

12Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliese. (…) Juan 17

¿Quién no se perdió? ¿A quienes guardó el Mesías de Israel? A los que el padre le dio. ¿Alguna duda al respecto? Ahora pregunto otra vez, ¿Quiénes son todos?, Todos, se refiere a ¿Todo el Mundo?

24Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo (…) Juan 17

¿Quiénes estarán con el Hijo de Dios? ¿Por quienes ora el Señor Jesucristo? Por aquellos que el Padre le había dado. Entonces todos, se refiere a un grupo específico. Hay muchos más ejemplos, pero debo ser conciso. A esos escogidos, y solo a esos el Hijo mostraría, y mostrará Su Gloria, ¿Por qué?, Porque el Padre amó al Hijo desde la fundación del mundo, y con ese mismo amor, el Pastor amó a las Ovejas, desde antes de la fundación del mundo. ¿No es maravilloso?

De esta manera podemos entender textos como estos que citan los Arminianos, cito textualmente:

“…Las Escrituras enseñan que el sacrificio del Cordero de Dios involucró el pecado del mundo (Juan 1:29) y que la obra de redención del Salvador (1 Ti.2:6; 2 Pedro 2:1), de reconciliación (2 Co.5:19) y de propiciación (1 Juan 2:2), fue por todos los hombres (1 Ti 4:10), pero que la obra de la cruz de Cristo es eficaz y válida y aplicable solamente para quienes creen (1 Ti.4:10; Juan 3:16)…”

Responda usted mismo, ¿Quiénes son todos?

Veamos tres ejemplos más para terminar esta entrada, pero esta vez referentes a la palabra MUNDO:

32Y yo, si fuere levantado de la tierra, a todos atraeré a mí mismo (…)

¿Recuerdan este pasaje? Estaba el Hijo de Dios hablando de la resurrección, el Hijo de Dios sería levantado de los muertos con poder. Su resurrección es el fundamento de nuestra fe, porque si Cristo no resucitó, entonces nuestra fe es vana. Pregunto a mi amigo cristiano lector, ¿Todos fueron atraídos a Cristo?, Es obvio que no, de hecho la reacción hacia el Hijo de Dios fue desde el principio de rechazo y de odio hacia Su Nombre, y hacia sus discípulos. ¿Entonces quienes son esos todos? ¡Exacto! Todos aquellos que el Padre le dio al Hijo, los cuales verán la gloria del Hijo, estarán con EL y jamás se perderán. Veamos dos pasajes más:

22Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo (…)

¡Ok! Ahora la pregunta viene por el otro lado. ¿Todos aborrecen a los cristianos?, ¡No! De hecho, mucha gente que no es cristiana ha mostrado gracia, simpatía y respeto por las comunidades cristianas desde antaño. Este es otro ejemplo de que “Todos” no es siempre todos. Veamos otro pasaje para considerar:

5Y salían a él toda la provincia de Judea, y todos los de Jerusalén; y eran bautizados por él en el río Jordán, confesando sus pecados (…)

Pregunta otra vez, ¿Toda la provincia de Judea, y toda Jerusalén iban al Jordán a ser bautizados?, La respuesta es otra vez ¡No! El hecho es que no interpretar bien la Biblia hace cometer errores garrafales. Muchos dicen ser Bíblicos, pero ignoran el Libro del que hablan y eso es triste, porque llevan a muchos al error, y más, cuando la doctrina “Universalista” es aceptada no solo por Arminianos Evangélicos, sino por La Iglesia de Roma y todas las sectas que creen que Cristo murió por todos los hombres de la tierra.

Faltan pocas semana para que se inicie el Mundial de Futbol en Sudáfrica, ¿Quién irá a Sudáfrica a ver los espectaculares juegos y a vivir la euforia que produce la esfera de cuero? De seguro que dirás como yo, ¡Todo el Mundo! ¡Todo el Mundo irá a la Copa del Mundo! ¿Puedes ver que en la actualidad decir, todo el mundo, no es decir 100% de todos los seres humanos?, Entonces solo queda pensar que cuando dice todos, se refiere a gente de toda Tribu, lengua, Nación, Condición Social. Gente de Todas las Naciones, no toda la Gente de todas las Naciones. Todos por los cuales Jesucristo oró de esta manera:

9Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son, 10y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he sido glorificado en ellos (…) 20Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, 21para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste (…) Juan 17

© Por Fares Palacios. Bautista Reformado. Usted puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia.