Una y otra vez Dios nos llama a probar los espíritus si son de Dios, a probar a los apóstoles a ver si son verdaderamente apóstoles de Cristo.

Publicado: abril 29, 2010 en Uncategorized
A pesar de no ser algo muy agradable, por la aversión que genera enseñar la doctrina de Jesucristo, es necesario ser consecuentes y constantes en la defensa de la fe. Ya he escrito un artículo sobre “El Relativismo Evangélico” y otro sobre la falsa doctrina de la “Gracia Capacitante”. Sin embargo puedo observar que el espíritu ecuménico y universalista ha influenciado de tal manera al mundo cristiano de la pos modernidad; que es necesario seguir presentando defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el demande razón de nuestra fe, y si es necesario; tapar la boca a los que tuercen los caminos rectos del Señor.
Las Redes Sociales en Internet han demostrado ser eficaces en la propagación de las doctrinas de la gracia, pero también de los errores de falsos maestros. No es nueva la controversia, y la misma ha tenido fuertes y acaloradas discusiones desembocando en muchos casos reacciones extremistas que poco provecho trajeron a la causa del Evangelio.
Quiero dejar algunas características de los falsos maestros que están operando en las Redes Sociales:
1. No tienen una definición doctrinal clara, o una adherencia a alguna de la grandes Confesiones de la Historia de la Iglesia Cristiana.
2. Son Eclécticos en el sentido de que al no tener una definición clara de su fe, toman de diferentes movimientos, denominaciones y aún sectas las doctrinas que les sean más populares, para crear un hibrido desviado de la fe ortodoxa.
3. Sus vidas personales poco pueden mostrar los frutos de la verdadera gracia de Dios, mostrándose deshonestos, y mentirosos en no pocos casos.
4. Usan para identificarse la estrategia de los mercaderes de la piratería, si bien es cierto que no hay patentes de nombres denominacionales absolutamente, salvo en la mente de los creyentes habituados a nombres de Iglesias de Cristo como: “Comunidad de Gracia”, o en Inglés “Grace Comunity Churche” donde está el pastor John Mac Arthur; o “Iglesia Bíblica del Señor Jesucristo” donde está el pastor Sugel Michelén, Salvador Gómez Dickson, entre otros, que son Iglesias adheridas a las máximas de la Reforma, es decir, Calvinistas. Esto solo para dar un ejemplo. Es lo mismo que hacen los piratas que fabrican ropa de mala calidad, usando las marcas reconocidas.
5. El juego consiste en usar nombres que les identifiquen de inmediato con grupos reconocidos a nivel mundial por su ortodoxia reformada y testimonio de fe, como Iglesia de Cristo, para atraer a personas con astucia no solo reformadas, sino de cualquier corriente, siendo a veces abiertamente hostiles a la fe reformada, y otras veces cuando les conviene, en forma privada muy amigables. No debe ser tolerado el doblez de corazón, ni el doblez de lengua.
Una y otra vez Dios nos llama a probar los espíritus si son de Dios, a probar a los apóstoles a ver si son verdaderamente apóstoles de Cristo. En Internet es muy difícil saber si quién escribe es o no un hombre que vive su fe, por esa razón mi exhortación es a probar los espíritus y las doctrinas que se exponen, y si es posible indagar en la vida personal del que expone para verificar si vive lo que predica. Hemos visto a muchos falsos maestros predicando de amor, pero destruyendo con sus labios; predicando que no se ha de mentir, pero mienten abiertamente, y aún niegan su mentira; hemos visto a algunos hablando de piedad pero sus vidas muestran su hipocresía manifiesta por los frutos que jamás producen.
Usted hermano no crea a toda persona que diga sostener las doctrinas de la gracia, ni que use nombres que identifican con movimientos de fe ortodoxos y sanos como los que dije en el punto cuatro (4) antes mencionado. Es menester estar alertas frente a las estrategias de hombres réprobos, embriagados de vanas glorias humanas y cuyo fin jamás es glorificar a Dios, sino dar gloria a sus vientres.
La Historia está allí en los libros y esta demuestra que la fe ortodoxa y cristiana ha estado allí desde el inicio de la Iglesia de Cristo. La misma doctrina ha sido preservada por Dios junto a Su Iglesia por siglos. No hablo de una sucesión apostólica, hablo de la providencia de Dios preservando a Su Iglesia, y a Su Palabra que “…nunca pasará…” Solo vasta dar un vistazo a la historia de la Iglesia y sus enseñanzas para aterrarse al ver el falso cristianismo de hoy centrado en el hombre y no en el único y Sabio Dios.
Si Dios es inmutable, Su Palabra lo es de igual forma. La doctrina de la Salvación ha sido una desde el inicio de la humanidad, después de la caída, y es por pura gracia. Tanto en el Antiguo como en el Nueva Pacto la salvación ha sido por gracia, por Su Amor Eterno. Un amor eterno que jamás tuvo inicio, y jamás tendrá fin. En esa eternidad no entra jamás obra humana, ni justicia ni mérito alguno. Un Amor Eterno, Inmutable, que nunca deja de ser y que es desde la Eternidad excluye cualquier pretensión de decisión humana, u obras de la Ley.
Esa fue la Teología de Pablo el Apóstol, la justificación por la fe, que es aún ella misma un don e Dios, fue la Teología de Agustín el Obispo de Hipona, de Juan Hus, de Martín Lutero, de Juan Calvino, de Jonathan Edwards y de Charles Spurgeon, el Evangelio verdadero que da toda la gloria a Dios, en todas las cosas. El falso evangelio centrado en el hombre seguirá existiendo, y seguirá engañando por medio de sus falsos maestros a los incautos que confiarán en sus justicias; y en los sutiles elementos de la falsificación de la gracia, colocándole nombres nuevos como Capacitante, o libre, los falsos maestros seguirán enseñando que un hombre se puede salvar por sus justicias, y que es el en ultima instancia, quién decide si salvarse o no. ¡Qué profunda ignorancia del Cristianismo Histórico, de las Escrituras, y de Dios!

2 Jn. 3: 9 Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo. 10Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido! 11Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras…”

Atte Fares Palacios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s