2.- El arrebatamiento (Rapto) de la Iglesia ¿Cuando será? II

Publicado: marzo 25, 2010 en Uncategorized

2.- El arrebatamiento (Rapto) de la Iglesia ¿Cuando será? II

Por Jorge Trujillo

¿QUE ES LA RESURECCIÓN DE LOS MUERTOS?

Esta doctrina es de suma importancia si queremos saber con certidumbre cuando será el arrebatamiento de la iglesia ya que este evento y la resurrección de los muertos en Cristo tendrán lugar al mismo tiempo y el mismo día.

La resurrección de los muertos es la esperanza de los que mueren en Cristo. Jesucristo mismo nos prometió resucitarnos:

Juan 5:28-29

No os maravilléis de esto porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación.

Aquí Jesús nos introduce al concepto de la resurrección (aunque está enseñanza era la de los fariseos, Jesucristo la afirma), la cual ha de tomar parte en orden separados pero al momento de la venida de Cristo. Primero los que hicieron los bueno y después los que hicieron lo malo, la Biblia entonces nos enseña una resurrección general de buenos y malos el día de la Segunda Venida de Cristo.


DOS RESURECCIONES

En el libro de Apocalipsis vemos que la Biblia dice que habrá dos resurrecciones. La “primera resurrección” que es para vida, y es espiritual (Juan 11:25-26), nos libra de la condenación eterna de la segunda muerte. La primera resurrección ocurre al momento de la salvación (Efesios 2:6), y la “segunda resurrección” que es física (corporal), ocurre en la venida de Cristo tanto para justos como para injustos:

Apocalipsis 20:4-5.

Y vi tronos y sentados sobre ellos, los que recibieron la facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la Palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección. Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección

En I Corintios 15:20-23, vemos el orden de la resurrección para vida (la primera):

20 Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. 21 Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. 22 Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados. 23 Pero cada uno a su debido orden: Cristo, las primicias, luego los que son de Cristo, en su venida.

Aquí claramente vemos el debido orden de los eventos de resurrección para vida, (Versículo 20 y 23) – Primero, Cristo resucitó de entre los muertos y es las primicias de los que durmieron; Segundo (Versículo 23) – los que son de Cristo, en su venida. Es importante notar que la palabra que se traduce “venida” en español es [parusía] en griego, que significa “Presencia Visible”.

1 Corintios 15 (literalmente)

20 Y ahora, Cristo ha sido levantado de los muertos — los primeros frutos de aquellos que duermen es hecho –, 21 porque a través de hombre [es] la muerte, también, a través de hombre [es] el levantar otra vez de los muertos, 22 porque así como en Adán todos mueren, así también en Cristo todos serán hechos vivos, 23 y cada uno en su propio orden, un primer fruto Cristo, después aquellos quienes son de Cristo, en su presencia,

Como se podrá dar cuenta, Cristo fue hecho primicias de los que durmieron (murieron). Pablo nos indica entonces que la resurrección ocurre en dos etapas. Primero Cristo como ‘primer fruto’ (primicias) de entre los muertos y luego los que son de Cristo cuando él venga en su ‘presencia’ [parusía]. Cristo es la primera resurrección:

Juan 11:25-26

Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?


Hechos 26:23

Que el Cristo había de padecer, y ser el primero de la resurrección de los muertos, para anunciar luz al pueblo y a los gentiles.

En el Evangelio de Juan Cristo dijo “el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá” y en el libro de Revelación dijo “Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección” . La frases operantes son “en mi” y “tiene parte”. Estos son los que son “bienaventurados” y quienes “aunque estén físicamente muertos, siguen espiritualmente vivos. Los que están en Cristo por medio de la fe, ¡han tomado parte en la primera resurrección!

La garantía de que habrá una cosecha de muertos resucitados en el último día esta basada en que el primer fruto se levantó. La calidad de los primeros frutos daba señal o indicio de que tipo de cosecha se esperaba ese año. Como Cristo es la primera cosecha (primeros frutos-primicias), el finla de la cosecha será buena, está garantizada. Por lo tanto, los que son de Cristo, ‘sin duda alguna’ han de ser levantados “en su venida” (Parusía).

En el libro de Revelación 14:4 se dice que los 144,000 son las primicias, estos son un número simbólico que representa todos los salvados desde el principio del mundo hasta el final, ellos componen el Israel de Dios. En el AT las primicias de la cosecha eran siempre para Dios, el resto para consumo del pueblo. La Iglesia es de y para Dios (Éxodo 23:19; 34:22,26), y por eso es llamada primicias. Los 144,000 representan a los salvados del pueblo de Dios en todos los tiempos (el Israel escogido) al cual pertenecen todos los que permanecieron en fe desde el Antiguo Testamento y no fueron desgajados por su incredulidad (Romanos 11) y los creyentes en Cristo del Nuevo Pacto quienes comenzaron a ser recogidos el día de Pentecostés (fiesta de las semanas o de los primeros frutos) que marcaba la cosecha de las primicias, esa es la Iglesia, el Israel espiritual. Estos son de Cristo y serán resucitados “en su venida” (Parusía).

El verso 24 sigue: “y entonces el fin…”. Claramente vemos que la resurrección tomará lugar el día de la ‘venida (parusía = presencia visible) de Cristo’. Y seguidamente será el fin del mundo presente, tal como lo dijo Pedro, el mundo “…pasara con grande estruendo… siendo quemado”.

VIVIFICACIÓN Y TRANSFORMACIÓN

Mientras leemos estos versos nos encontramos con la palabra ‘vivificados’. Esta palabra es utilizada para hablar de los creyentes que serán resucitados de los muertos pero creo que también lo es porque la “vivificación” aplica a ambos grupos, los vivos y los muertos, lo que nos indica que también arrebatamiento tomará lugar este día. El apóstol nos dice que en el arrebatamiento TODOS seremos transformados, los muertos y los vivos, en ese orden. En el verso 51 del mismo capitulo leemos…

1 Corintios 15:51

“He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos (estaremos muertos), pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la final trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.”.

Ya hemos visto que toda esta vivificación ó resurrección y transformación, tomará lugar el día de la venida del Señor y “a la final trompeta”.

LA FINAL TROMPETA

En I Corintios 15:51 se menciona “la final [escatos] trompeta”. En I Tesalonicenses 4:16 dice: “Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero”. Si estudiamos el libro de Apocalipsis, notaremos que allí se mencionan una serie de siete trompetas, siendo la séptima la final [escatos] trompeta. Esta es la trompeta que desata los acontecimientos finales, del comienzo del reinado de Cristo, las copas de la ira de Dios, los juicios contra los moradores de la tierra y la “recta final” para la venida de Cristo y el arrebatamiento de los santos. Es interesante que entendamos que se tocará solo una trompeta final, no una orquesta de trompetas finales. La palabra final [escatos] de donde tomamos la palabra escatología se define como “la ultima en una serie”. De ser así, no podemos esperar que hayan mas trompetas sonando después de esta. Y es aquí, en Apocalipsis, el único lugar en la Biblia donde se nos habla de trompetas relacionadas a los acontecimientos de la vendida de Cristo y del fin del mundo. La séptima trompeta marcará el comienzo del día del Señor. Con la última trompeta comenzarán los juicios y los galardones de todos los seres humanos y después se pasara a la eternidad…

Apocalipsis 11:15-18

“El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos. Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Dios en sus tronos, se postraron sobre sus rostros, y adoraron a Dios, diciendo: Te damos gracias Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder y has reinado”. Y se han airado las naciones, y tu ira es venida, y el tiempo de los muertos, para que sean juzgados, y para que des el galardón á tus siervos los profetas, y á los santos, y á los que temen tu nombre, á los pequeñitos y á los grandes, y para que destruyas los que destruyen la tierra.


LAS ENSEÑANZAS PABLO

En el libro de I Tesalonicenses 4:13-18 el Apóstol Pablo aclarando quizás sus interrogantes respecto a los cristianos que morían, les habla a los de Tesalónica respecto a nuestra esperanza y a los sucesos los cuales ya hemos leído en I Corintios 15.

1 Tesalonicenses 4:13

“Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. 14 Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. 15 Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. 16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitaran primero. 17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos para siempre con el Señor.”

En II Tesalonicenses 2:1-3, aunque algunos no quieren vincular lo que ahí se dice con lo que acabamos de leer, es claro que el apóstol Pablo continua hablando acerca de los mismos sucesos pero con mas detalles. En esta parte se menciona al hombre de pecado (Anticristo) pero el tema es el mismo, veamos:

II Tesalonicenses 2:1-3

1 Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos hermanos, 2 que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis , ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor esta cerca 3 Nadie os engañe en ninguna manera; Porque no vendrá sin que antes la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición.

En estos versos, Pablo nos habla acerca de 3 cosas:

1. La venida de nuestro Señor

2. Nuestra reunión con El

3. El día del Señor.

Primero- Quiero que notemos el orden que Pablo usa para los primeros dos eventos. Sinceramente no creo que el orden usado por Pablo es casualidad, o que el espíritu Santo quien es el que inspira la Biblia halla decidido que este orden no tiene importancia o que simplemente nos quiere confundir. No lo creo, Pablo sabe que la reunión de los santos con Jesús ocurrirá en Su venida, por lo cual, primero ocurre la venida, y seguidamente la reunión con Él (el arrebatamiento).

Segundo-Lo que Pablo dice después de estos versos es de mayor importancia aún. Pablo vincula los acontecimientos anteriores directamente con el día del Señor. Pablo está tratando el asunto respecto a la Segunda Venida y la reunión de los santos con Cristo y eso es precisamente lo que hace, vincula ambos eventos el uno con el otro. El no empieza un tema nuevo acerca del día del Señor sin terminar de aclarar el asunto que acaba de introducir. Él nos dice que la venida de Cristo y la reunión de sus santos con él (arrebatamiento) tendrán lugar el día del Señor. Es importante recordar que el día del Señor (el día del arrebatamiento) será precedido por señales en el sol, la luna y las estrellas.

Tercero- También Pablo dice que el día del Señor (el día del arrebatamiento) no ha de acontecer hasta que se halla manifestado el hombre de pecado el hijo de perdición. Este hombre de pecado, hijo de perdición. De acuerdo a los teólogos bíblicos este es el ‘Anticristo(s)’. Así que claramente vemos que la venida de nuestro Señor por sus santos tomará lugar después no antes que halla venido la apostasía y se halla manifestado el anticristo sentado como dios en el templo de Dios (el templo es la Iglesia), . Por consiguiente la iglesia estará todavía en la tierra cuando esto suceda, y verá estos acontecimientos.

ENSEÑANZAS DE JESUS

La enseñanza del apóstol Pablo en I y II Tesalonicenses está completamente de acuerdo con la enseñanza de Jesús en el monte de los olivos respecto a los tiempos del fin, y la manifestación de la apostasía en

Mateo 24:15

“Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que hablo el profeta Daniel (el que lee entienda), entonces los que estén en Judea, huyan a los montes. 17 El que este en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa; y el que este en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa”

Es preciso que notemos las palabras que usó Jesús para dirigirse a sus discípulos quienes eran creyentes en Él o Cristianos para tal efecto y además “miembros / lideres” de la su futura iglesia (es decir esta hablando a nosotros). Él les dice cuando ‘veáis’; aquí podemos darnos cuenta que solamente podemos ver lo que pasa si estamos aquí en la tierra. ¿Cómo vamos a ver si estamos en el cielo?. También les dice que huyan a los montes y se escondan, ¿cómo vamos a huir o como seremos perseguidos o atribulados si estamos en el cielo?

Jesús no solamente dice que seremos perseguidos sino que si no fuese por causa de los escogidos aquellos días no serían acortados o limitados Mateo 24:22.

¿QUIÉNES SON LOS ESCOGIDOS?

Alguien podría decir y de hecho dicen los pretribcionalistas que los escogidos son el pueblo de Israel. Tal interpretación es incorrecta. El pueblo de Israel fue escogido por Dios en el tiempo ‘antes’ de la cruz. Pero es necesario entender que este adjetivo es utilizado AHORA, después de la cruz, para referirse a los miembros de la Iglesia. Dios no tiene dos pueblos escogidos sino “un pueblo escogido” que en el Antiguo Testamento era predominantemente compuesto solo de Judíos pero ahora en el Nuevo Testamento esta compuesto de tanto Judíos como Gentiles que creen enCristo. En Efesios 1:4 el apóstol Pablo dice a los cristianos: “según nos escogió en él antes de la fundación del mundo…”. Así que vemos que como creyentes somos escogidos. Jesús mismo dijo: “pues yo os escogí a vosotros”. Pablo después de dar la explicación A LA IGLESIA de lo que ha de ocurrir respecto al tiempo del fin, del ‘Anticristo’ y de la venida de Cristo y la condenación de los que no creyeron nos dice:

II Tesalonicenses 2:13

Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya ESCOGIDO desde el principio para salvación por el espíritu y la fe en la verdad..

Así que los escogidos a quien Jesús se está refirieren Su enseñanza en Mateo 24 son los santos de la iglesia la cual incluye tanto judíos como gentiles.

Efesios 2:14 dice

Porque Él [Jesús] es nuestra paz, que de ambos pueblos [judíos y gentiles] hizo uno, derribando la pared intermedia de separación.

Por lo tanto, los judíos que no entren por Cristo no son considerados pueblo escogido y serán juzgados por su incredulidad.

Sin embargo, aun con toda esta claridad, algunos comentaristas escatológicos mantienen la idea que el capitulo 24 de Mateo no corresponde a la Iglesia, sino al pueblo de Israel étnico. De ser así entonces tendríamos que creer que habrá “dos arrebatamientos”, uno para la iglesia (supuestamente I Tes. 4:17) y otro para la nación de Israel (supuestamente Mateo 24:31), que existen “dos grupos de escogidos”, “dos esposas”, (la nación de Israel y la iglesia), que existen “dos pueblos santos” (la nación de Israel y la iglesia). También podemos deducir que de los dos pueblos, o de los dos grupos de escogidos, los “menos amados” son los de la nación de Israel porque Dios los dejó para que sufrieran la tribulación solos en la tierra mientras Él estaba con los otros festejando en el cielo.

No podemos creer tal enseñanza porque Jesús no estaba hablando solo a los Judíos, ni a los fariseos incrédulos sino que estaba hablandole a sus discípulos en segunda persona. Los discípulos eran los apóstoles y los primeros miembros de la iglesia de Cristo. Y estaban allí como “Cristianos”. Otra prueba de que Jesús se está refiriendo al arrebatamiento de su iglesia la tomamos de las palabras que siguen al las que hacen referencia al levantamiento de los santos o escogidos. En Mateo 24:40-41, Jesús explicando a sus discípulos lo que dijo había de ocurrir en Mateo 25:31, hace referencia a dos que están en el campo y dos que están en un molino. En ambos casos uno es tomado y otro es dejado. Es claro de acuerdo al contexto y al vocablo que esto es una referencia al día cuando el Señor venga, al arrebatamiento de la iglesia. ¿Cómo entonces podemos escoger versos acá y allá sin justificación bíblica?

MALAS INTERPRETACIONES DE LA BIBLIA

Los pre-tribulacionistas aplican versos y pasajes bíblicos al arrebatamiento y la segunda venida de Cristo de una manera inconsistente e irresponsable. Por ejemplo, respecto al sermón de Cristo en el Monte de los Olivos (Mateo Caps. 24-25), ellos dicen que:

1. Del verso 24:4-12 aplican a la era de la iglesia.

(El rapto secreto o venida de Cristo “por sus santos”[aquí la iglesia], ocurre supuestamente dentro del verso 12 y el 13, seguro que usted no se dio cuenta porque no esta ahí, “fue secreto”)

2. Luego, desde el verso 13 al verso 29 lo aplican a la nación de Israel

3. Después del 30 al 31 lo aplica a la segunda venida de Cristo “con sus santos”.

4. Del verso 32-35 se aplica a la era de la iglesia pero es en referencia a Israel porque Israel es la higuera que floreció en 1948.

Supuestamente Cristo debió haber raptado su iglesia a no más tardar de 1988 cuando se cumple la generación que los teólogos siempre han sostenido que son 40 años. Ahora las cosas cambiaron, la higuera no floreció en 1948 sino en 1967 porque ésta fue la fecha cuando Israel tomó a Jerusalén en una guerra de manos de los palestinos. Algunos pre-tribulacionistas dicen que Cristo tiene que venir (para el rapto) antes del año 2007 que es cuando se cumplen la próxima generación. Pero otros más listos, dicen ahora que una generación no son 40 años sino 51.4 años, extendiendo así el espacio de tiempo para la venida “rapto” aun más, hasta el 2018.

5. Del verso 24:36 hasta el 25:30 son en referencia al rapto.

6. Del verso 24:31hasta el 24:45 son en referencia a la segunda venida.

Otro ejemplo de este tipo lo es Tito 2:13. Este verso dice: Aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo. La interpretación dada a este verso es también interesante. Este verso es dividido en dos partes para poder acomodar la doctrina. Veamos…

1. “la Esperanza Bienaventurada”- Esta frase según los pre-tribulacionistas hace referencia al rapto 7 años antes de la tribulación.

2. “la Manifestación Gloriosa”- Esta frase según los pre-tribulacionistas, hace referencia a la segunda venida después de la tribulación.

El problema con este verso es que este es un verso clave para probar la deidad de Cristo. Los Testigos de Jehová han traducido erróneamente la segunda parte de este verso así: “del gran Dios y de[l] Salvador nuestro, Cristo Jesús”. Esto lo han hecho para separar a “Cristo” del titulo de “gran Dios”. Pero esto de acuerdo a los conocedores de lingüística y la gramática y las leyes ortográficas del idioma griego es incorrecto, pues las dos frases están unidas para indicar que el gran Dios y Salvador nuestro es Cristo.

La frase “esperanza bienaventurada” y la frase “manifestación gloriosa” están unidas de la misma manera en que están unidas “Nuestro gran Dios” y “Salvador Jesucristo”. Cuando los pre-tribulacionistas pretenden separar estas dos frases para hacer ver que son dos eventos distintos están haciendo lo mismo que los Testigos de Jehová hacen con la segunda parte del versículo para separar el titulo de Gran Dios de Jesucristo. A mi entender esto es una grave falta de integridad Cristiana. ¿Se da cuenta que clase de invento?. Y todo esto se hace de manera forzada, subjetiva y sin propia interpretación bíblica contextual para justificar su errada creencia. Solo porque así tiene que ser; claro así tiene que ser para que su falsa doctrina sea “bíblica”. Que Dios tenga misericordia.

(Continuará…)

Extraído del sitio: Ministerios Vida Eterna

Atte Fares Palacios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s