La situación en Haití:::…

Publicado: enero 14, 2010 en Uncategorized

“…Haití pasó su segunda noche en el infierno tras el terremoto del martes que podría haber matado a decenas de miles de personas. Los llantos y los rezos dominaron la escena en la capital, Puerto Príncipe.



Corresponsales de la BBC en la ciudad aseguran que miles de habitantes pasaron a la intemperie y a oscuras, enfrentando bajas temperaturas y la desolación de tener que dormir junto a sus seres queridos muertos.


El miedo, por las continuas réplicas, y la soledad se hace presente entre los haitianos. Y se ha informado de niños durmiendo entre cadáveres en un hospital…”

Fuente: …:::BBC de Londres:::…

Estas son algunas impresiones de la desgarradora situación en Haití. En nuestro país Venezuela, hay una gran Colonia Haitiana, y muchos hijso de Haitianos nacidos en Venezuela, comparten una lengua y nacionalidad común con nosotros. Tengo amigos Haitianos, y esto hace que sea más doloroso ver lo que a acaecído en la Isla. Sabemos por la prensa que hay miles de cadaveres y desaparecidos; y que la ayuda aún parece no llegar de manera organizada. Los cristianos tenemos el deber Biblico de apoyar a los Haitianos
materialmente.

Esta mañana escuché en las Noticias que necesitan con urgencia agua potable, así que esta es una buena opción para enviar a la Isla por medio de los centros de acopio Nacionales de cada Región. Por otra parte, es esta una tremenda oportunidad para dejar saber a los haitianos que, además del agua potable de sacia la sed por unos minutos, hay un agua viva que puede saciar su sed eternamente. Es nuestro deber ahora más que nunca, de mostrar a los Haitianos que hay esperanza en Jesucristo, y que hay una manera según las Sagradas Escrituras de enfrentar esta tragedia conociendo que Dios es Soberano, y que pueden encontrar amparo en el Dios de la Biblia.

“…Dios es nuestro refugio y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos aunque la tierra sufra cambios, y aunque los montes se deslicen al fondo de los mares; aunque bramen y se agiten sus aguas, aunque tiemblen los montes con creciente enojo. (Selah)

Hay un río cuyas corrientes alegran la ciudad de Dios, las moradas santas del Altísimo. Dios está en medio de ella, no será sacudida; Dios la ayudará al romper el alba. Bramaron las naciones, se tambalearon los reinos; dio El su voz, y la tierra se derritió. El SEÑOR de los ejércitos está con nosotros; nuestro baluarte es el Dios de Jacob. (Selah)…” Salmos 46

Oremos por Haití, enviamos ayuda en agua potable, ropas y alimentos, pero también en Biblias e intercesiones. Y roguemos que las Iglesia de Haití sean avivadas y una nueva ola de predicación del Evangelio bañe a la Isla de esperanza, de amor, de gozo y paz en medio de la tormenta.

Atte Fares Palacios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s