Reflexiones Reformadas sobre La Iglesia y la Sociedad en Venezuela…

Publicado: diciembre 28, 2009 en Uncategorized

Considero que la una de las Historias más fascinantes que he leído ha sido la de los EEUU de América. Sus fundadores inspirados en la Religión Reformada y en la esperanza de un “Nuevo Mundo” se esmeraron para mantener una sociedad cuyo eje central fuera el mismo Señor Jesucristo y Su Palabra Escrita. No todo fue perfecto, y conocemos el cisma entre los inicios de este país y su actual estado de decadencia moral, lo mismo que las demás naciones. Empero de las lecturas de esta dinámica Historia, quiero compartir algunas cosas puntuales sobre el estado de la sociedad y las Iglesias en la Inglaterra de la época que precedió a la salida al mar del famoso barco “Mayflower” desde Londres hacia el Nuevo Mundo repleto de hombres y mujeres de la Religión Reformada, Puritanos Calvinistas con una fe forjada en el fuego de la prueba.

Me refiero a las palabras que escribió el Capitán Jhon Winthrop la figura más sobresaliente de los viajes puritanos, y “…el primer gran norteamericano…” según dice el historiador Paul Jhonson. Este hombre procedente de Cambridge fue abogado y ejerció como juez de paz en su en su país, cargo del cual fue removido por sus opiniones estrictamente puritanas. Este hombre llegó a la conclusión de que:

“…Inglaterra, superpoblada, irreligiosa y mal gobernada como estaba era una perdida, y que nueva Inglaterra era la solución…”

Cuando Winthrop habló de Nueva Inglaterra, se refería a la América del Norte. Estas ideas las expuso con vehemencia en su obra “General Observations for the Plantation of New England” la que más recuerdo, y a la que quiero llamar tu atención cristiano lector, es a la siguiente:

“…Todas las Iglesias de Europa se encuentran en decadencia y es innegable que lo mismo nos está sucediendo a nosotros (…) Este suelo se ha cansado de sus habitantes hasta el punto de que el hombre, la más preciosa de todas las criaturas, es aquí más vil y abyecto que la tierra que pisa (…) Hemos llegado al más alto grado de intemperancia cultivando todo tipo de excesos, y casi ningún hombre se contenta con su propiedad cuando se compara con sus iguales (…) Las fuentes del conocimiento y la religión se han corrompido (…) La mayoría de los niños, incluso los más inteligentes y aquellos de quienes más se puede esperar, están pervertidos, corrompidos y profundamente abrumados por la multitud de malos ejemplos y el licencioso gobierno de sus escuelas…”

Luego de esto sigue citando el autor del libro Paul Johnson a Wintrop:

“…Las colonias habían fracasado porque eran carnales e irreligiosas…”

Se refería claro a las empresas anteriores. Decía además que

“…sólo una empresa fundada en la religión reformada tenía la oportunidad de prosperar…”

Y por esta razón Winthrop para el año de 1629 a finales de Julio se incorpora a la nueva compañía que iría al Nuevo Mundo “América del Norte” curiosamente sesenta (60) años antes de la publicación de la primera Confesión Bautista de Fe de Londres a la que nosotros los Bautistas Reformados de Caracas nos adherimos.
Quizá alguno estará pensando que este hombre, quién compila las citas anteriores, es un escritor Reformado, o un Religioso. Bueno, de el solo se que es un prolijo escritor e historiador; y que escribe en la columna semanal en la revista Spectator y colabora asiduamente en los periódicos Daily Telegraph, New York Times y Wall Street Journal, entre otras. No se nada más de él, ni que fe profesa.

Nadie puede negar la influencia del Calvinismo como algunos le llaman a la fe Reformada y la fundación de esta Nación y no solo de esta, sino del mundo Occidental. Aclaro que cuando les comparto esta cita anterior, solo quiero dejar ver la situación de la Inglaterra de los 1600 Ss. Y ahora hacer una comparación con la Venezuela que en unos días entrará en el viaje de la segunda década de siglo XXI.

De las Iglesias

“…Todas las Iglesias de Europa se encuentran en decadencia y es innegable que lo mismo nos está sucediendo a nosotros (…) La situación de una abrumadora cantidad de Iglesias en Venezuela es manifiesta. Se observa que existe un crecimiento de grupos lideradas por hombres que por sus hechos y por el evidente desprecio de las verdaderas doctrinas de la fe apostólica hacen dudar sobre su presunto llamado al ministerio convirtiendo los pulpitos en tribunas para contar sus chistes e historietas personales o presentar sus espectáculos “Milagrosos”, y por otra parte la Ortodoxia católico Romana cada día más diluída y lejos de las Escrituras.

Se observa además el uso de las Escrituras para sacar provecho de la fe ciega de las almas del pueblo de Venezuela y el maltrato por parte de pastores que nunca fueron llamados al gobierno hacia las ovejas de Dios. Igualmente notamos como en los lugares que usted menos espera, surgen nuevas Congregaciones que desprecian el Señorío de Cristo, que promueven la salvación basada en las Obras en su más puro Arminianísmo, afrentando así al Dios que salva por pura Gracia, hombres avaros que se enseñorean del Pueblo de Dios con violencia o con engaño, o con violencia y engaño olvidando que un día tendrán que dar cuenta ante Dios por ello.

El obispado en estas congregaciones en decadencia se traslada cada día de los hombres a quienes Dios llamó a dirigir la Grey de Dios, a las manos de hermanas agravando la situación y olvidando las instrucciones de Pablo al respecto a sus Iglesias y creando una degeneración del orden establecido por Dios. Los Caraqueños, y en general los Venezolanos no creyentes tienen una impresión general del Evangelio como si fuere este una herramienta para conseguir fama y fortuna de manera fácil. Vemos que abundan los lugares donde se promueva la falsa doctrina de la prosperidad, y en otros las extravagantes y muchas veces desproporcionadas practicas basadas en un mal entendimiento de las doctrinas sobre los demonios, de manera que usted verá a muchos creyentes “Reprendiendo Demonios” “Atando Demonios” “Echando Fuera Demonios” Y sus temas de conversación se alejan de la enseñanza Bíblica al respecto y dejan ver como algo obsesivo el asunto este de Satanás y sus demonios pues solo hablan de eso como sino hay más enseñanza en la Escritura.

Tantos pastores dejaron de predicar la Palabra de Dios dejándose llevar por los halagos y su egoísmo avaricioso y en lugar de exponer las verdades Bíblicas, empezaron a predicar lo que la gente quería oír y hacer de sus locales y propósitos sitios e intenciones que dejaron de parecer Iglesias y asuntos de piedad y ahora parecen “Centros Comerciales” e ideas que hacen dudar sobre la caridad de estos supuestos ministros de Dios.

He leído tantas cosas escritas por lideres desesperados por obtener glorias humanas, y por llenar sus Iglesias a como de lugar y sin importar los medios. Los mercaderes de la fe ahora compiten, colocan en sus edificios o locales cosas como esta: “…nosotros somos una Iglesia con propósito…”, dejando entender que quizá la otra no lo sea. Otros colocan “…una Iglesia para los que no les gusta la Iglesia…”, ¿Increíble?, Otros en sus estrategias de publicidad y mercadeo promueven cosas como: “…un Iglesia que se preocupa por ti…” ¿Conclusión?, Bueno, es mejor estar en una Iglesia que se preocupe por ti o el famoso “…pare de sufrir…” Esto solo me recuerda las despiadadas competencias entre comerciantes, y nada de gozo me producen, y exaltan el egoismo de los creyentes, en lugar de exltar el Nombre de Dios.

Esta roña está entrando no solo en el ala liberal de los Evangélicos en Venezuela, sino que aún permea a los que se jactan de su Fundamentalismo recalcitrante y legalista. Su publicidad apela al egoísmo humano y al humanismo salvaje, han dejado a Dios de lado, Su gloria Divina ha dejado de ser exaltada, Su Señorío ha dejado de ser enseñado, se han rebelado contra Dios y la decadencia de tantas Iglesias en Venezuela es patente. No solo el extremo liberal, y aún los que nada quieren saber de doctrina han dejado la Predicación de La Palabra de Dios, sino que en las Iglesias que se reconocen como conservadoras y estrictas, muchas farisaicas; han dejado que el cáncer del absurdo haya mella en ellas con sus estrictas normas e imposición inflexible de normas, todo esto otro tipo de decadencia disfrazada de ascetismo.

El colmo se ha visto en Congregaciones legalistas de buscar en cada palabra escrita un presunto mandamiento a seguir para complacer su deseo de ser alabados por el duro trato que se dan así mismos a sus cuerpos y en el trato con los demás sujetándose tantas veces a preceptos humanos. Por ejemplo el tema de la “Separación” Esta separación que no es la separación de la Biblia llega al extremo de que hombres que predican estas doctrinas humanas prohíben incluso saludar a una dama con un ósculo en su mejilla, algo tan cultural como comer arepa en venezuela, y para nada prohibido en las Escrituras salvo que su practica degenere en algo indebido, interpretando “1ra Cor. 7:1” Como un mandato a no tocar mujer en lo absoluto y estos cruzados fundamentalistas son tan fieles a esta torcida interpretación descontextualizada de las palabras de Pablo que si ven a una mujer en peligro, son incapaces de ayudarla, prefieren que se quede allí en el piso moribunda antes que pecar “Tocando mujer”, en otros lugares el extremo llega a la expresa prohibición a las hermanas de cortar la punta de su cabello, a los hombres de no usar barba o bigotes, la presión para que las cristianas no usen pantalones de mujer como en lagunos casos sucede por razones de trabajo, entre otras cosas llamando a estas hermanas “Rameras” porque no usan la falda como ellos dicen que debe usarse usando para ello una interpretación de la Biblia sesgada y lejos de la verdad integral Biblica. Hablan de predicar libertad a los cautisvos, pero cuando ganan un alma le colocan las cadenas de su legalismo y no le enseñan a amar a Dios y a Su Palabra, han creado sistemas represivos que cual holla de presión explotan tarde o temprano trayendo consecuencias dolorosas y tristes.

Hoy día Jesucristo ha dejado de ser preeminente en tantas Congregaciones, tantas Iglesias han dejado en manos de un hombre los destinos de su vida promoviendo el pastorado único olvidando las enseñanzas apostólicas del presbiterio o gobierno plural de las Iglesias de Cristo, trayendo como consecuencia que un hombre se convierta en tirano y dictador de una Grey que pertenece al Pastor Jesucristo. Y así, sería quizá imposible continuar aquí la larga lista que demuestra que las Iglesias de Cristo necesitan con urgencia una Reforma, que necesitan volver a la raíz, que necesitan andar por la senda antigua de la fe cristiana y de las doctrinas de la gracia.

De la Ciudad de Caracas y de Venezuela

“…Este suelo se ha cansado de sus habitantes hasta el punto de que el hombre, la más preciosa de todas las criaturas, es aquí más vil y abyecto que la tierra que pisa (…) La realidad de la depravación total del hombre nos advierte sobre el deber de predicar el Evangelio a toda criatura. Caracas es una de las Ciudades más violentas de América Latina. La cifra de muertos cada fin de semana es escalofriante y no es mentira que el homicidio, la corrupción estatal; el trafico de drogas, el sicariato y la venganza, la prostitución general e infantil, la inmoralidad sexual, el egoísmo y la mentira, el odio salvaje y la división corren sin freno en nuestra Ciudad y en cada rincón de Venezuela, no podría ser de otra manera, el hombre está totalmente depravado, no puede buscar a Dios, está muerto en delitos y pecados y solo Dios por Su Gracia puede dar vida a quién perdido está. Esta realidad no nos pide huir a una “Nueva Venezuela”, nuestro contexto histórico es diferente al del Reino Unido en los 1600 Ss. Se nos demanda más bien que seamos sal y luz en medio de una sociedad en proceso de descomposición y llena de tinieblas. Se nos demanda que seamos de aquellos valientes que puestos en pié denuncien el pecado de Su Pueblo, enseñen la doctrina; refuten el error, presenten defensa de la fe, tapen bocas de herejes, y enseñen con gracia las doctrinas de la gracia. ¿Es diferente Venezuela al resto de la América Latina? No creo, vivimos días peligrosos, y tengo la misma idea que Winthrop para aliviar un poco los dolores de un mundo que rechaza al Creador:

“…sólo una empresa fundada en la religión reformada tenía la oportunidad de prosperar…”

Y no con esto soy excluyente ni desconozco la Obra de Dios en medio de Su Pueblo en la Patria por más de 100 años, pero si planteo una solución al adormecimiento general del Pueblo de Dios en mi país. La solución está en volver a la Raíz de la Reforma, aquella que dio inicio a los más poderosos y grandes avivamientos de la historia de la Iglesia después de Pentecostés. Es interesante que algunos políticos en Venezuela presuntamente cristianos planteen el surgimiento de un “Nuevo hombre” al igual que los no cristianos basados en principios comunistas y ateos, y el resultado ha sido aumento de corrupción y de los delitos. Así que no son los dogmas de la nueva religión de la ideología marxista, socialista, comunista o liberal, la vileza de los hombres jamás podrá ser cambiada por ideologías sin el Dios de la Biblia. El “hombre nuevo” solo puede ser tal cosa por la voluntad de Dios, engendrado de Dios y para la gloria de Dios.

De Caracas también podemos decir “…Hemos llegado al más alto grado de intemperancia cultivando todo tipo de excesos, y casi ningún hombre se contenta con su propiedad cuando se compara con sus iguales (…)” También en nuestro país “…Las fuentes del conocimiento y la religión se han corrompido (…) Dios ha sido expulsado de las Escuelas, de los Colegios y las fuentes de conocimiento se han corrompido desde el mismo momento en que aceptaron como absoluto teorías como la “Evolucionista” Sin darle a los niños la oportunidad de estudiar las posturas Bíblicas “Creacionistas” y no siendo los maestros honestos en este sentido. ¿Por qué dudo de la honestidad de un maestro evolucionista?, Porque estos maestros enseñan a tus hijos que la “Evolución” Es una verdad y no una teoría, y ni se toman el tiempo para explicar a esa mentecilla joven lo que es una Teoría, y la diferencia entre un principio y un axioma. Mienten los que no enseñan a los niños que las teorías son conocimientos especulativos y meras hipótesis. Y que una especulación y una hipótesis están muy lejos de ser la verdad, están en una búsqueda de ella, pero no son para nada una verdad demostrada ni por los que la proponen. ¿Qué hacer? Esta realidad nos llama otra vez a volver a las raíces de la fe reformada. No huyendo de la ciencia, sino ganando terreno en ella. No prohibiendo a los jóvenes cristianos estudiar ciencias como lo hacen los Fundamentalistas, sino animándolos a ser mejores científicos pues la ciencia abundante le llevará al Creador, y la Filosofía correcta al Hacedor de todas las cosas. También en Venezuela:

“…La mayoría de los niños, incluso los más inteligentes y aquellos de quienes más se puede esperar, están pervertidos, corrompidos y profundamente abrumados por la multitud de malos ejemplos y el licencioso gobierno de sus escuelas…”

Simón Bolívar dijo: “…el talento sin probidad es un azote…” La probidad solo puede emanar de un corazón regenerado. El problema de nuestra Nación, al igual que la de la Inglaterra de esa generación, y al igual que todas las Naciones bajo el cielo que dan a Dios la espalda, también se puede observar en la conducta de los niños. ¿Cuál es su conducta?, Una total irreverencia hacia los ancianos y a sus mayores; conductas delictivas prematuras, aumento de la perversión en sus pequeñas mentes y corazones, iniquidad manifiesta y descarada, rebelión constante, tendencias suicidas en muchos casos, vidas sin sentido alguno, entre otras cosas. ¿Cómo no llegarán estos pequeños a tal punto de depravación si sus padres hacen los mismo, y sus maestros en tantos casos tienen tan poca moral?

La propia Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su artículo 104 basada en principios “Ius Naturalistas” expone algo que no se aplica en los centros de selección de prospectos a maestros y profesores, así dice nuestra Constitución: “…La educación estará a cargo de personas de reconocida moralidad y de comprobada idoneidad académica (…)” Un perverso no puede ser educador de nuestros hijos, sin embargo en los Institutos pedagógicos abundan estudiantes aspirantes a ser educadores y educadores sodomitas, por dar solo un ejemplo.

Una vez más la solución no está en huir a otra tierra porque el pecado mora en quienes se trasladan de un lugar a otro. La solución está en Jesucristo y la salvación que el ofrece gratuitamente. No debemos ignorar la importancia de la educación académica cristiana de los niños. Al cristiano lector pido sus oraciones para ver en Venezuela un Colegio cristiano que enseñe sin reservas la totalidad de las doctrinas de Dios y empapando cada área de la enseñanza, de la ciencia y de la literatura de la Palabra de Dios, este artículo de la Constitución de Venezuela puede cumplirse cabalmente en un contexto cristiano y reformado “…La educación estará a cargo de personas de reconocida moralidad y de comprobada idoneidad académica (…)” ¿Quién mejor que un verdadero cristiano evangélico puede llenar estos requisitos?. Escuché de algunos cristianos bien intencionados buscando estrategias para predicar el Evangelio en las Escuelas. ¿Cómo? Enseñando valores cristianos. No podían decir nada más, solo enseñarían valores morales y según su plan los niños llegarían a Cristo de esa forma, y así estarían bien con todos, esto no es predicar el Evangelio, esto es apostatar de la fe, negar al Salvador, callar sobre la sangre derramada y guardar silencio en un juicio donde se nos requiere como testigos vitales. Los valores basados en las enseñanzas de Jesucristo se enseñan en cualquier parte, pero no en cualquier parte se predica la Palabra de Dios. La ciencia, la filosofía, las matemáticas; la historia, el idioma, todo ha de estar saturado de teología reformada, de Biblia, de verdad, de Cristo. Dios tenga misericordia de nosotros y podamos ver un día en nuestro país esta libertad de acción.

Dios tenga misericordia de Venezuela y nos permita ver el surgimiento de cientos de Iglesias que caminen las sendas antiguas y que envíen desde Venezuela a todas las Naciones bajo el Sol a cientos de Misioneros que lo llenen todo de la doctrina y del Nombre de Jesucristo. Dios nos ayude ver a muchos creyentes genuinos Reformándose y volviendo a las Raíces Bíblicas de la fe apostólica. Dios nos ayude a ver un genuino avivamiento en nuestra Ciudad Caracas y que Dios tenga piedad de nuestra Nación la cual está de espaldas al Dios Creador del Universo.

Atte. Fares Palacios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s