Este artículo del hermano Jorge Trujillo quiero compartirlo con mis lectores porque veo en el una complementación a lo que venía exponiendo en mi contestación a los escritos arminianos que atacan la fe ortodoxa cristiana. Espero que sea de edificación al Pueblo de Dios, el Israel espiritual.

Atte Fares Palacios

Si Juan 3:16 dice que Dios amó al mundo ¿Porque hay Escogidos?

-por Jorge L. Trujillo

En el versículo de san Juan 3:16 la palabra de DIOS nos dice que DIOS amo a todo el mundo. Si amo a todo el mundo entonces, porque hay elegidos o escogidos

Juan 3:16-17 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en El, no se pierda, mas tenga vida eterna. 17 Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por El.
Son muchos los estudiantes de las Escrituras que han tratado de contestar esta aparente contradicción a través de los años de la iglesia. La Biblia enseña como leemos en Juan 3:16 que “Dios amó al mundo” y al mismo tiempo que Dios “ha escogido desde el principio para salvación” a algunas personas. La iglesia está prácticamente dividida en dos bandos cuando se trata de este asunto. Unos creen que la salvación depende del libre albedrío del hombre mientras que otros dicen que depende de la elección soberana de Dios.

¿Cómo hemos entender esto? Pienso que el problema está en cómo vemos la palabra “mundo” ¿Qué quiso decir Juan cuando dijo que “Dios amó al mundo”? La palabra mundo, de la manera en que es utilizada en la Biblia, particularmente en el Nuevo Testamento, tiene varios significados:

Es una referencia al mundo cosmológico, es decir al planeta tierra (Mateo 3:28; Mateo 16:26)

Es una referencia al sistema terrenal donde se mueven los hombres sin Dios (Juan 14:27)

Es un referencia al dominio donde Satanás reina (Juan 12:31)

Es una referencia al ‘resto’ de la humanidad, aparte de Israel (Mateo 26:13)

El dominio de la gente bajo el gobierno Romano (Lucas 2:1)

Es una referencia “general” (no total) a la gente de la creación (Juan 1:10)

Es una referencia a solamente a los pecadores (Juan 7:7)

Es una referencia metafórica para referirse a mucha gente (Juan 12:19)

Cuando leemos en Juan 3:16 que Dios amó al mundo, ¿se está refiriendo al mundo en su totalidad, es decir, a todas las personas que han vivido, viven y han de vivir en el mundo? Aunque algunos piensan que sí, considero que esa interpretación es improbable ya que más adelante en el mismo libro, Juan relata acerca del momento cuando Jesús, antes de ir a la cruz, hizo una oración sacerdotal por aquellos quienes se beneficiarían de su sacrificio y dice:

Juan 17:9 Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me has dado; porque son tuyos;

Si el propósito de Dios es salvar “al mundo” por medio de Cristo, como entonces Jesús “no rueg[a] por el mundo”, sino por los que el Padre le ha dado y sigue diciendo, que al ser perfeccionados en Cristo, “el mundo” habría de saber que sus discípulos eran amados por Dios:

Juan 17:23 yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfeccionados en unidad, para que el mundo sepa que tú me enviaste, y que los amaste tal como me has amado a mí.

Pienso que hay dos cosas importantes cuando tratamos de entender a cual perspectiva del mundo se refiere Juan. Primeramente el mundo es visto como un lugar pecaminoso, esto exalta el amor de Dios quien es santo y alejado del pecado, extiende su amor ha una creación corrompida y alejada de El. La maldad del mundo es resaltada desde el comienzo del mismo evangelio de Juan cuando el explica:

Juan 1:9-11 Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. 10 En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció. 11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.

Juan 3:19 Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.

En segundo lugar debemos ver el mundo como todo aquello aparte de la nación de Israel. El elitismo racial existente entre los judíos les impedía comprender que Dios pudiera amar aquellos que no eran judíos. Para los judíos, todo el que no era judío, era inmundo (Hechos 10:28) y no podía haber mezcla racial ni religiosa con ellos (Juan 4:9). Para los judíos, los gentiles eran “pecadores” y estaban “sin Dios y sin esperanza en el mundo.” El apóstol Juan (junto con los demás escritores del NT) rompe con esa idea al decir que “Dios amó al mundo de tal manera que dio a su Hijo por el.” Esa es la misma idea que Pablo quiere hacer entender en la carta a los Romanos :

Romanos 3:29 ¿Es Dios solamente Dios de los judíos? ¿No lo es también de los gentiles? Ciertamente, también de los gentiles.

Juan también hace este mismo énfasis cuando dice lo siguiente:

1 Juan 2:2 Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo

Si los pecados del mundo entero en su totalidad fueron propiciados por el sacrificio de Cristo, Juan no tendría porque decir esto, pero cuando entendemos la distinción que los judíos hacían entre ‘ellos’ y ‘el resto del mundo’, esta expresión de Juan se hace clara.

¿Significa eso, como interpretan algunos, que “todos fueron escogidos”? Creo firmemente que la biblia es muy clara en cuanto a que la elección no es total, es decir, no todos los hombres son elegidos:

1 Corintios 1:21-29 Y ya que en la sabiduría de Dios, el mundo por sabiduría no conoció a Dios; agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.22 Porque los judíos piden señal, y los griegos buscan sabiduría; 23 pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los griegos locura; 24 mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios. 25 Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres; y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres. 26 Pues mirad, hermanos, vuestro llamamiento, que no muchos sabios según la carne, no muchos poderosos, no muchos nobles son llamados. 27 Antes lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; 28 y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es; 29 para que ninguna carne se jacte en su presencia.

Por lo tanto, la mejor manera de interpretar Juan 3:16 es viéndolo primeramente como una ‘inclusión’ del resto del mundo en los planes salvíficos de Dios. Aquellos que Dios ha escogido, vienen a Cristo por medio de la fe y son hechos parte de la iglesia, ellos, aunque están en el mundo cosmológico, no son “parte del sistema del mundo”, ni pertenecen al dominio del diablo. Al contrario, son odiados por el mundo:

Juan 15:19 Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero como no sois del mundo, sino que yo os escogí de entre el mundo, por eso el mundo os odia.

Cuando leemos las carta a los Romanos no podemos dejar de notar la firmeza con la que Pablo trata el trato de Dios con los escogidos en el capitulo ocho. Pablo después de presentar en grandes pasos el camino de los escogidos de principio a fin (pre-conocimiento, predestinación, llamamiento, justificación y glorificación) en los verso 30 y 31, dice que nada ha de separar a los escogidos del amor de Dios; y sigue diciendo que Cristo fue entregado por Dios por nosotros, “los escogidos de Dios” (verso 32-33.)

Esto por supuesto nos lleva a otro tema que es razón para el debate; los que fueron escogidos, ¿Por qué lo fueron y los otros por qué no fueron? Es claro que Dios no ha escogido a todo el mundo sino a cierta parte del mundo. Ante esta pregunta algunos interpretan que Dios amó a todo el mundo pero que solamente escogió los que Él sabía que iban a creer, sin embargo esa idea, aunque suena razonable no se ajusta a la revelación bíblica que declara que los escogidos fueron elegidos “para” ser salvos por medio de la fe, y para “obedecer” (creer) al evangelio”:

2 Tesalonicenses 2:13 Pero nosotros siempre tenemos que dar gracias a Dios por vosotros, hermanos amados por el Señor, porque Dios os ha escogido desde el principio para salvación mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad.

Si leemos las partes resaltadas vemos que dice “Dios os ha escogido… para salvación mediantes… fe a la verdad”. Miremos una cita similar dicha por Pedro:

1 Pedro 1:1 Pedro, apóstol de Jesucristo: A los expatriados, de la dispersión en el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia, elegidos 2 según el previo conocimiento de Dios Padre, por la obra santificadora del Espíritu, para obedecer a Jesucristo y ser rociados con su sangre: Que la gracia y la paz os sean multiplicadas.

Otra vez, si leemos las partes resaltadas vemos que Pedro dice “A los expatriados,… elegidos según el previo conocimiento de Dios Padre…para obedecer (creer) a Jesucristo y ser rociados con su sangre.” Esta realidad hace muy improbable una elección basada en fe prevista ya que los escogidos fueron “elegidos para salvación mediante la fe en la verdad” y “para obedecer a Jesucristo”.

Conclusión

A manera de conclusión debo declarar que aunque la Biblia enseña firmemente la verdad de la elección incondicional de algunos para salvación eterna, no nos toca a nosotros ir más allá de eso. En el secreto de Dios permanece quien es y quien no es escogido para salvación. La responsabilidad de ‘todo’ aquel que predica el evangelio no es investigar si este o aquel oyente es escogido sino predicar a todos indiscriminadamente y hacer todo lo posible por alcanzar los pecadores para el reino de los cielos. Al mismo tiempo, la responsabilidad principal de ‘todo’ hombre, mujer, joven o niño que escucha el evangelio, no es investigar si es o no es escogido, sino CREER al evangelio “porque de tal manera amó Dios al mundo para que todo aquel que en el cree no se pierda más tenga vida eterna.”

¡Amen!

Copyright/Derechos ©1999-2005 Jorge L. Trujillo

Para más estudios gratis visite nuestro Sitio en la Internet
Ministerios Vida Eterna, Inc.

————————-*—————————
Tenga libertad para duplicar, mostrar o distribuir esta publicación a quien la desee, pero siempre y cuando la noticia de derechos sea mantenida intacta y no se hagan cambios al artículo. Esta publicación puede ser distribuida solamente en su forma original, sin editar, y sin costo alguno.

Escrito: 20 de Marzo 2009

Charles Spurgeon es, sin duda alguna, uno de los predicadores más reconocidos de la historia. Sus sermones comenzaron a ser impresos, prácticamente desde el inicio de su ministerio en Londres cuando apenas tenía unos 20 años de edad, y todavía son leídos por muchos.
Pero lamentablemente no todos los cristianos que citan a Spurgeon y lo tienen como uno de sus héroes conocen las doctrinas que este siervo de Dios predicaba. Spurgeon creía y predicaba con pasión las doctrinas de la gracia, y luchó contra el arminianismo a lo largo de toda su vida. Aunque también es justo decir que luchó contra el hipercalvinismo.
Si desea conocer un poco más acerca de este gran hombre de Dios y de las doctrinas que predicaba, lo invito a leer este excelente artículo (en inglés) en Lane’s Blog. Si no puede leer en inglés, entonces le recomiendo de todo corazón el libro de Iain Murray: Spurgeon, Un Príncipe Olvidado.
Alguien me ha hecho saber que el artículo ¿Estás seguro que te gusta Spurgeon? también se encuentra en español aquí.
© Por Sugel Michelén. Todo pensamiento cautivo. Usted puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia.

DE REGRESO A LA CRUZ:::…

Publicado: junio 3, 2010 en Uncategorized

¡Actualmente se está transmitiendo en vivo la Conferencia Por Su Causa 2010: De Regreso a la Cruz, a través del website De Regreso a la Cruz  y a través del website de Radio Eternidad. No se la pierdan!

Atte Fares Palacios (IBRC)
Caracas, Venezuela.

¿Por qué el mundo nos aborrece? y la Elección.

Por Fares Palacios

La palabra aborrecer es muy fuerte, en pocas palabras significa: “…tener odio, u horror contra una persona o cosa…” Incluso, hay una mención en la Biblia sobre aquel que frecuentando una Asamblea fielmente y sirviendo en diferentes ministerios y afirmando ser nacido de Dios, aborrece a su hermano, este es llamado un mentiroso. [1], por lo cual es evidencia de nuevo nacimiento el amar a nuestros hermanos sin fingimiento [2] [1] 1 Juan 4:20; [2] Juan 3:14, Romanos 12:9

Son los hijos de ira los que por naturaleza odian y aborrecen unos a otros, y como hijos del padre de mentira además, odian a la Iglesia de Dios [3] El título de este artículo es una pregunta cuya respuesta está en las Palabras del Hijo de Dios nuestro Señor Jesucristo, sobre la razón por la cual el mundo aborrece a los cristianos. [4]. Hay una profunda relación en estos santos recipientes del odio de aquellos que no aman a Dios y el Dios Creador y Su Hijo. Son los hijos de Dios, aquellos que comparten junto a Jesús el Señor, la vida eterna como coherederos de la gracia. [5] [3] Efesios 2: 1 – 3, [4] Juan 15:19, [5] Romanos 8:17

El Hijo de Dios era Aquel Consolador que estaba en medio de los suyos antes de enviar otro Consolador, el Espíritu que habrían de recibir los creyentes. [6] El Pastor de las Ovejas anunciaba que el mundo odiaría a los discípulos de la misma manera que lo odiarían a el con odio homicida. [7] Sin embargo el Hijo de Dios explica que “…si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo, pero no sois del mundo…” [8] [6] Juan 14:16, [7] Juan 16: 1 – 4, [8] Juan 15:19
No se refería a la tierra como algo objetivo al decir el “Mundo”, sino en un sentido subjetivo, al sistema que estaba en abierta rebelión al Cristo. Los discípulos estaban en el mundo, pero no pertenecían al mundo. Pero, ¿Qué acto de la Providencia arrebataría a estas almas de este sistema corrupto que promete destrucción y muerte? La respuesta está en la Biblia, y es la misma respuesta a la pregunta de este artículo: “…pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece…” [9] [9] Juan 15:19
Esta elección debía ser eterna, como eterno es Su amor por Su Santa Nación [10], y esto se muestra por las abundantes referencias a la frase “…desde antes…”. Desde antes debía ser aquello que fue planificado Soberanamente por Dios, tal como fue preparado desde antes el Cordero de Dios [11]. Este Cordero preparado desde la eternidad, aquella que no podemos medir ni imaginar y cuya sola mención humilla nuestras mentes finitas; conoció y predestinó a Su Pueblo; para en el tiempo señalado llamarlos eficazmente siendo el Pastor de las Ovejas, y así justificarlos para el futuro glorificarlos y cumplir así Su Propósito Eterno para Su Gloria. [12] [10] Jeremías 31:3, [11] Hechos 4: 27 – 28, 1 Pedro 1: 18 – 20, [12] Romanos 8: 28 – 30
Todo fue parte de un Plan Divino que no podemos entender totalmente, sino ver apenas aquello que se nos ha sido revelado. Esta elección debía ser incondicional excluyendo por completo las obras de justicia humanas [13], para que siendo la salvación por gracia, por medio de la fe; nadie pudiera gloriarse en sus propias obras [14]. La tendencia natural del hombre es a auto justificarse, y a buscar ser recompensado por algo aparentemente bueno que este ha hecho. Pero en el Reino de los Cielos, las obras de los impíos no justificados son vistas como trapos de inmundicia en el campo de la Redención pues no hay Obra más grande que la Obra Redentora del Hijo de Dios. [15] [13] Romanos 9:11, [14] Efesios 2 .8 – 9, Tito 3:5, [15]  Isaías 64:6
Las obras humanas, a pesar de ser unas mejores que otras, y a pesar de que algunas sean respuesta a mandatos de la Ley y el Evangelio por alguna influencia de la gracia común de Dios, no pueden salvar a ningún hombre y siendo estos depravados, solo hacen abominables sus hechos frente a un Dios Santísimo que jamás tendrá por inocente al culpable. Una vez más saltan de las páginas de la Biblia aquellas palabras Inspiradas por Dios: “…No por obras…”; “…No por obras…”, “…No por obras…”. Estas palabras de la Biblia empero, son usadas por muchos hermanos sinceros que quizá no se dan cuenta que, al pedirle a un hombre que “Decidan darle una oportunidad a Dios” Están negando aquella bendita verdad que excluye la voluntad humana cautiva y viciada por el pecado y rebajan delante de los ojos del mundo, la Majestad u el Imperio de Dios.
Un cristiano sincero debe aceptar que la Biblia habla de la elección, y que esa elección es la causa principal por la cual el mundo odia a la Iglesia. Por supuesto que no se refiere a la totalidad de los seres humanos puesto que hemos visto que a pesar de que muchos no creen, algunos de entre ellos favorecen a la Iglesia de alguna u otra manera sin ser creyentes, por eso la mención del mundo se refiere a todo tipo de personas y de todos lugares. La elección es garantía del odio de muchos en el mundo que aborrecen a Dios el Padre lo mismo que a Su Hijo.
La primera vez que me vi confrontado a esta verdad Bíblica tan importante, no pude negar la elección tan rápidamente, sino que mi mente empezó a argumentar y lo primero que pensé fue en una elección por una mala interpretación de la presciencia de Dios. Quiero explicarme. En vista de que no quería aceptar una elección eterna e incondicional, en el sentido de que la elección se hace desde la eternidad pasada, cuando la inexistencia humana hace imposible la acción justificadora pretendida, busqué otro camino que se adecuara a mi filosofía humanista del cristianismo, la que había aprendido en el Arminianismo. ¿Cuál fue?
Un concepto de la presciencia de Dios muy mal entendido. Esta consistía en que Dios sabiendo quién iba a creer de antemano, viendo a esos que creerían como por una ventana al futuro, y sin tener control de ello el mismo, entonces escogía a aquellos que iban a creer por ellos mismos. Pero esta idea que surgió en mi mente no podía sostenerse por mucho tiempo e iba en contra de la fe ortodoxa, y lo pero era que yo no lo sabía. ¿Por qué? Pues porque debía yo definir los términos y entender un poco mejor la Naturaleza de la Majestad de Dios.
Fallé en aquellos días al ignorar a Dios mismo y Su naturaleza, y por su puesto, por poseer una deficiente comprensión de la palabra “Presciencia”. Pienso hay dos posibilidades de enfocar esta palabra:  
A.- La presciencia (conocimiento previo de los hechos) de un dios espectador que depende de la decisión humana para escoger a los pecadores, y que por lo visto no tiene potestad sobre la salvación debiendo esperar a que el hombre escoja lo que hará con su vida ejerciendo su libre albedrío y, o
B.- La presciencia de un Dios que conoció (Intimidad, Conocimiento profundo; aceptación, lazo indestructible) a cada uno de sus hijos, y que habiendo decidido EL quienes serían, en su tiempo los llamaría, los justificaría, los salvaría puesto que ninguno podría hacerlo por si mismo, para un día estar con ellos eternamente glorificándolos junto a Su Hijo, siendo estos aceptos en el Hijo de Dios por la elección Soberanísima de Dios el Padre.
Si el previo conocimiento de Dios es la postura primera que yo sostuve algún tiempo en el pasado, entonces hay otra seria de problemas:
1.- Ya la salvación no es por gracia puesto que depende de una acción humana contemplada en el ejercicio de la fe que el hombre supone erradamente inmanente en el, negando que es un don de Dios, y exaltando un supuesto libre albedrío que no existe tal y como es planteado aquí. Esta postura destruye el concepto de la pura gracia que se expone en la Biblia y que es un pilar de la Reforma y el redescubrimiento de la fe antigua apostólica. Además desconoce la verdadera naturaleza del hombre, caído, corrupto e incapaz de salvarse, ciego, sordo y muerto espiritual, y lejos de tener libertad para salvarse, en un terrible cautiverio.
2.- Si la postura que sostuve en el pasado es cierta, esto contradice a la Escritura que presenta a un Dios que es Soberano y que tiene el absoluto control de todo, y definitivamente todo lo que acontece. El dios de la primera postura está sujeto a los acontecimientos. Pero, el Dios de la Biblia sujeta a EL mismo todas las cosas y gobierna todas las cosas por que son de EL, por EL y para EL para que sus propósitos eternos sean cumplidos.
3.- Y además, si la primera postura fuera cierta, estaría negando el significado real de la palabra “Conocer”. Le invito a estudiar lo que es apalabra significa. No se refiere a un mero conocimiento intelectual, sino que es la misma palabra que se usa para un hombre (Esposo) que ha conocido íntimamente a una mujer (Esposa). Esto implica que hay una relación intima, de unidad. Cuando un hombre y una mujer se conocen, estos son una sola carne, sus almas se juntan para ser una. Lo mismo ocurre con los hijos de Dios dispersos por el mundo, estos han sido conocidos de Dios y congregados a Uno, predestinados desde antes de la fundación del mundo. Estos son Su Iglesia, el Cuerpo del cual es EL la Cabeza, la Esposa del Cordero.
Casi nadie responde Bíblicamente al preguntársele, ¿Por qué el mundo aborrece a la Iglesia? Yo tampoco lo hacía, hasta que Dios me llevó a hacerlo por Su Gracia. A estas alturas, usted cristiano lector debe saber responder, ¿Por qué?, Pues porque el Hijo de Dios “…nos eligió de entre los que están en el mundo…” Y esto desde antes, mucho antes de todas las cosas. Para Dios no existe el tiempo tal como usted y yo lo conocemos, ¿Cómo puede ser medido el tiempo para el Dios Eterno?, ¡Bendito sea nuestro Eterno Dios! ¡Bendito sea el Dios que nos escogió por pura y misericordiosa gracia! ¿Eres ya salvado? ¡Ven hoy a Jesucristo arrepentido y creyendo al Evangelio! ¡El Hijo de Dios jamás desechará a ninguno que venga a EL jamás! ¡Vuélvete hoy de tu maldad e inmundicia y confía solo en Dios y clama a EL hoy que tenga misericordia de ti! ¿Sabes que habrá un final?, ¿Tendrás compasión de tu alma? El Reino de los Cielos se ha acercado amigo lector Mateo 13:
47Asimismo el reino de los cielos es semejante a una red, que echada en el mar, recoge de toda clase de peces; 48y una vez llena, la sacan a la orilla; y sentados, recogen lo bueno en cestas, y lo malo echan fuera. 49Así será al fin del siglo: saldrán los ángeles, y apartarán a los malos de entre los justos, 50y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes (…)
¡Oh amigo lector! Seas o no seas miembro de una Iglesia, ¿En qué grupo estás? No podrás afirmar nunca ser uno de los escogidos si tu vida es depravada, y si tu corazón es perverso y no ha gustado la gracia. ¿No sabes que los que son escogidos, lo han sido además para llevar mucho fruto y permanente?, ¿No has leído que hemos sido escogidos para ser santos y sin mancha delante de Dios? ¿Cómo pues crees tener seguridad si no hay fruto permanente y abundante en tu vida?, ¿Cómo puedes estar sentado en una falsa seguridad si vives en pecado oculto y sin arrepentimiento caminando sobre las llamas del infierno? El día final serán separadas las ovejas de los cabritos, unos serán lanzados al fuego donde será el lloro y el crujir de dientes, esto ocurrirá tarde o temprano, y tú ¿Dónde estarás?
¡Bendito sea Dios por Su Gracia, porque no será desechado ninguno que venga a EL! El Hijo de Dios llama a los cansados a venir a EL, el Hijo de Dios vino a buscar y a salvar lo que se había perdido; no vino a buscar a justos, sino a pecadores. ¿No has visto en estas líneas la grandeza de un Dios que salva soberanamente al pecador? ¡Entonces no hay nada imposible para EL! El puede dar perdón, vida eterna y gracia al pecador. Por esta razón, ven hoy a EL, arrepiéntete de tus pecados y cree al Evangelio. El Padre amó tanto al mundo que ha dado a Su Hijo Unigénito para que todo aquel que en EL cree no se pierda, más tenga vida eterna.
Su Sangre fue derramada, el Cordero de Dios fue inmolado, ¿Pisotearás la Sangre del Cordero para ser eternamente condenado? ¡Oh pecador! ¡Digas que eres cristiano o no!, ¡Ven hoy a Jesucristo arrepentido! ¡Si oyes hoy Su Voz, no endurezcas tu corazón! No hay otro camino al Padre, Jesucristo es el Camino, y la Verdad y la Vida. ¡Es mucho mejor ser aborrecidos por el mundo y ser amados de Dios, que ser amados del mundo y ser aborrecidos eternamente por Dios ¡
Atte. Fares Palacios
¿Qué tipo de personas son atraídas a nuestras iglesias?
Una cita para pensar…
“La enseñanza de Jesús atraía a los irreligiosos y ofendía a los que creían en lo que decía la Biblia, la gente religiosa de su época. Sin embargo, en general, nuestras iglesias no tienen ese efecto. El tipo de gente a la que Jesús atraía no es la misma a la que atraen las iglesias contemporáneas, ni siquiera las más experimentales.

Solemos atraer a gente conservadora, bien vestida, moralista. Los corrompidos y libertinos o los arruinados y marginales evitan la iglesia. Eso sólo puede significar una cosa. Si la predicación de nuestros ministros y la práctica de nuestros miembros no tienen el mismo efecto en la gente que tenía Jesús, entonces es que no debemos estar predicando el mismo mensaje que él predicó”.
Tim Keller en The Prodigal God (pg.15-16).
Ahora esto lo añado yo: No creo que Tim Keller esté diciendo aquí que si atraemos a nuestras iglesias personas moralistas y decentes algo tiene que andar mal con nuestro ministerio. Cristo también atrajo hombres como Natanael (a quien el Señor describe como un verdadero israelita, en quien no hay engaño), Nicodemo, José de Arimatea; pero si tales personas no se perciben a sí mismas como pecadoras y perdidas, sino que se sienten a gusto con nuestros sermones, es obvio que algo no está caminando bien.
Lo primero que el Espíritu Santo produce en un pecador para salvarlo es convicción de su pecado. Luego viene la convicción del perdón. Esa es la dulce melodía que atrae a los publicanos y a las rameras: Que hay salvación en Cristo para todo aquel que se arrepiente y cree.
Tomado del Blog “Todo Pensamiento Cautivo” Del pastor de la IBSJ, Sugel Michelén.
6.- De la frase “Cristo murió por ti” y de “Acepta a Cristo en tu corazón”
Realmente no sé con exactitud el inicio de este tipo de predicación. Si comparamos la predicación apostólica, y la predicación de la Iglesia Ortodoxa que hay documentada durante siglos con esta nueva predicación Pos Moderna, habrá contrariedad y muchas preguntas de parte de cualquier lector imparcial. A pesar de ello, como la salvación es de Dios, EL sigue añadiendo a Su Iglesia cada día los que van a ser salvos [1]. [1] Hechos 2:47.

Es esta la continuación de la parte Nº 05. En ella explicaba una vez más que el Hijo de Dios nuestro Señor murió por sus Ovejas [2], su Pueblo [3], los hijos de Dios que estaban, y están aún hoy dispersos para congregarlos en Uno [4], esto es El Cuerpo de Cristo el Hijo de Dios, La Iglesia Universal. [2] Juan 10:11; [3] Juan 11:50, [4], Juan 11:52.
Siguiendo con la argumentación arminiana, debemos exponer otras frases que vamos a analizar, y juntos veremos si están o no apegadas a las Escrituras, y a nuestra fe Reformada.
(…) Como ha dicho C.H. Mackintosh, “Un discípulo de la alta escuela de doctrina (calvinismo extremo) no oirá un evangelio mundial- un evangelio del amor de Dios por el mundo—de buenas noticias para toda criatura bajo el cielo. El tiene un solamente mensaje para los elegidos” (…)
Este hermano, al que citan los Arminianos y que pertenece al grupo más radical de los “Hermanos” tiene una concepción distorsionada de nuestra fe. ¿Por qué digo esto? En primer lugar establece una clasificación entre Escuelas que no existe. Al decir “Alta Escuela de la Doctrina” o “Calvinismo Extremo” Deja ver que no conoce realmente nuestra fe. Por otra parte me hace pensar el ¿Por qué? Mezcla el autor Arminiano de The Middletown Bible Church ese término tan desagradable con las frases “Teología Reformada”. Quiero pensar con todo respeto que desconoce el tema en cuestión.
No existe tal cosa como un Calvinista Extremo, y un Calvinista Moderado. Estos términos han sido acuñados por cristianos que no son calvinistas, o por creyentes que simpatizan con la fe Reformada, pero que solo toman algunos puntos que no sean para ellos comprometedores. Muchos, incluso el hno. Mackintosh se beneficia de la formulación Calvinista del quinto 5to punto de la perseverancia de los santos, o de la seguridad de la salvación que enseñan en sus Asambleas, y en la mayoría de Iglesias Bautistas no adheridas a la CFBL 1689, entre otros grupos.
Con esto quiero dejar claro que no hay tal cosa como un calvinista extremo, o uno moderado. Lo que si se conoce es una herejía tan dañina como el Arminianismo, y esto es el Hipercalvinismo, y esto no es otra cosa que una torcedura del Evangelio que raya en el Quietismo. Pero, eso no es Calvinismo. Les invito otra vez a estudiar la Historia de la Iglesia, y verán que los hombres más fogosos y ganadores de almas, los más piadosos y usados por Dios para los grandes despertamientos o avivamientos fueron Calvinistas. Bien, este autor sigue diciendo:
1.- No oirá un evangelio mundial- un evangelio del amor de Dios por el mundo—de buenas noticias para toda criatura bajo el cielo. ¿De dónde sacan esto? Debo responder a estas infamias. Digo infamias porque tratan de mostrar una imagen de los Reformados que no corresponde a la realidad, tal como de los cristianos se decía eran caníbales en la Roma Imperial por partir el pan, y beber la Copa. ¿Qué es esta nueva afrenta contra la Iglesia de Cristo? A ver:
¿Qué es un Evangelio Mundial?, o ¿Qué quiere decir con Evangelio Mundial? Si quiere decir que debe ser predicado a todo el Mundo, nosotros lo hacemos porque sencillamente Dios nos manda a hacerlo en Su Palabra [5]. En todas las Naciones bajo el sol debe ser predicado el Evangelio del Reino y hay presencia de Misioneros Calvinistas (Presbiterianos, Bautistas, Reformados, etc.) en prácticamente todo el Mundo incluso donde otros no han llegado, tal cómo los ancestros Puritanos que poblaron las tierras de lo que hoy es EEUU. [5] Mateo 28: 19 – 20
En mi Iglesia, cada domingo los pastores predican el Evangelio, un Evangelio a toda criatura, en cada enseñanza se da una vuelta al Calvario, en la Lectura Bíblica, en la adoración, en toda la Liturgia. Sabemos que no todos serán salvos, y que el Hijo de Dios padeció y murió en la Cruz por Su Pueblo, pero nuestro deber es predicarlo a toda criatura porque no solo Dios lo manda para Su Gloria, sino porque nosotros no sabemos quienes son esas Ovejas descarriadas que deben volver al redil, y porque la oración y la predicación del Evangelio son los medios que Dios decretó se usarían fundamentalmente para la salvación de los impíos, de modo que todo lo sufrimos por causa de los escogidos, para que ellos también obtengan la salvación. [6] [6] 2 Timoteo 2:10
Predicamos el Evangelio, esto es el Nacimiento, Muerte, Sepultura y Resurrección del Hijo de Dios a toda criatura, pero esto no implica que a todos les sea concedida la fe y el arrepentimiento como ya he explicado antes [7]. La Biblia enseña claramente que Dios está airado todos los días contra el impío y que jamás dará por inocente al culpable. [8] [7] Filipenses 1:29; [8] Salmos 7:11; Nahúm 1:3.
Los ejemplos Bíblicos de predicación apostólica no fueron “…Dios te ama…” Sino exponiendo la perversidad y depravación de los homicidas del Señor, del pecado de los hombres y su ignorancia, y un llamado a reconciliarse con Dios por medio de la fe en Cristo y del arrepentimiento. [9] [9] Mateo 3:2; Lucas 3:13; Hechos 3:19; Hechos 8:22; Hechos 17:30.
No recuerdo a ninguno de los discípulos predicando: “…Cristo te ama…” ¿Cómo podrían decir esto? Su llamado era predicar el Evangelio. Al menos en caracas el resultado de esa predicación es la consecuencia lógica de que Dios ama al 100% de los hombres. ¿Cuál es? Pues, ¿Para que arrepentir, si Dios me ama como soy, y me acepta así? Un homicida, o un sodomita podrán decir: ¡Cristo me ama! E incluso seguir viviendo de manera licenciosa.
El Evangelio era la Buena Nueva que sería para el gozo de aquellos que creerán. No se nos pide que digamos más nada, y ese fue el mensaje apostólico. ¿Qué sucedería si a alguno de aquellos a los que yo les dije “Cristo te ama” muere y va al infierno porque nunca tuvo la fe que salva, esta que Dios concede a quién EL quiere? ¿Dirá este a Dios: Dios, tu dijiste que me amabas, y que tu amor es eterno [10] y nunca dejar de ser [11], por qué estoy apartado de ti eternamente en esta llama infernal si tu me amas? Usted sabe ya la respuesta. No comprendemos todas las cosas, no sabemos los detalles, pero así está revelado en la Biblia.[10] Jeremías 31:3; [11] 1 Corintios 13:8.
No es consistente con el Evangelio ese tipo de predicación pos modernista. Por favor amigo lector, si amas a Dios, y practicas ese tipo de predicación, no lo hagas más. Estudia el modelo apostólico, y ve y predica tal como se enseña se debe predicar en la Biblia. Predica el Evangelio, no prediques un cristianismo romántico y contrario a la ortodoxia cristiana. Dice además:
2.- El tiene un solamente mensaje para los elegidos” (…) Veamos que sentido tiene esta frase. Yo encuentro dos: 1.- Que predicamos un evangelio para elegidos, como si estuviéramos en las calles gritando: “Por favor elegidos, vengan”, o 2.- Predicamos un Evangelio a toda criatura [12] que será eficaz en el llamado del Pastor por las Ovejas que serán salvas en su plenitud y ninguna se perderá [13], más no así con aquellos que no creen y no oyen las palabras de Dios, porque no son de Dios [14]. Si es la segunda opción, tiene razón. [12] Marcos 16:15; [13] Juan 10:11; [14] Juan 8:47.
El humanista no entiende que la elección es un acto eterno de amor y misericordia que deja un remante a la humanidad caída en Adán. El humanista no comprende que toda la humanidad merecería ser eternamente condenada y que Dios no tenía porque salvar a muchos. El humanista no comprende que si Dios hubiera dejado a todos los hombres ir al infierno, sería igual de Justísimo, Amantísimo y Santísimo, pero no, el Arminiano dice: ¡Dios es injusto!
Si Dios quiso dejar un remanente para Su Gloria, ¿Es por esto injusto Dios? ¡Jamás! Su justicia se muestra en dejar a algunos seguir su camino, y en otros muestra su misericordia y su eterna gracia en salvarlos escogiéndolos desde antes de la fundación del mundo y esto para Su Gloria. [15] [15]Romanos 1: 1 – 29.
Dios no tiene por que dar explicaciones de lo que hace con aquello que le pertenece. Galaxias enteras, mares y montañas, planetas, células y átomos, asteroides y estrellas, todo fue hecho por EL y para EL, incluso al impío lo hizo para el día malo [16]. ¿Es por esto Dios injusto? ¡No! ¿No deberías estar en este momento cristiano lector derramando tu corazón en lagrimas de adoración si es que EL te ha dado vida y humillándote delante de Su Soberanía y glorificándole por Su Gracia, pues quién eras tu sino polvo?, y por otra parte, si dudas sobre tu elección, ¿No deberías examinar tu vida y ver los frutos de ella y arrepentirte hoy de tus inmundicias y pecado?, El llamado universal sigue siendo: “…arrepiéntete, y conviértete…” [16] Proverbios 16:4
Por otra parte tengo que decir que la frase “Acepta a Cristo en tu corazón” es en mi criterio el fruto de un Evangelismo moderno, humanista y Arminiano. El llamado a aceptar a Jesucristo no está registrado como un tipo de predicación Evangélica en la Biblia como dije antes. El asunto no es “Aceptar a Cristo”, sino, ¿Eres acepto en Cristo? Una cosa es que el pecador “Acepte a Cristo” frase que pareciera indicar que hay un Cristo humillado rogando al pecador, “Déjame entrar” usando fuera de contexto y como base el pasaje de Apocalipsis 3:20, y otra cosa es que seamos aceptos en el amado [17]. [17] Efesios 1:6
Nunca se nos llama a invitar a los hombres a “Aceptar a Jesús”. Sino, y como antes dije, al arrepentimiento y a la fe en Jesucristo y Su Evangelio. En una postura se presenta a un Cristo sin poder de salvar, rogando a un pecador que se deje salvar, lo que representaría a un hombre metido en una casa ardiendo que al ser interceptado por el bombero, este le pregunta, ¿Quieres que te saque de este infierno? Y este le responde no, no acepto. En la otra postura se presenta a Un Cristo Rey y Soberano que Salva al pecador, un Salvador eficaz que rompe las murallas de la casa ardiente y rescata al pecador envuelto en el sopor de las llamas y casi muerto.
Por favor, le invito a pensar en esto. ¿Es la predicación que he realizado hasta el día de hoy, la misma predicación de mis antepasados cristianos, y aún más, la de los discípulos, y la del mismo Hijo de Dios? El problema de esta frase no sería tal, si al menos alguno pudiera darle un sentido acorde con el Evangelio Bíblico, pero yo solo veo que es la conclusión de un método repetitivo de cuatro leyes espirituales y la consiguiente repetición de la oración del pecador donde este debe aceptar a Jesús. No niego que muchos han sido salvos, pero no por el método, sino porque Dios así lo quiso, y a pesar de ello. ¿No anhelas que tu predicación sea conforme a la Palabra de Dios? Quiero dejarles esta cita para culminar esta entrada, y para su reflexión, está en Efesios 1:
3Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, 4según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, 5en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, 6para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado, 7en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia, 8que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia, 9dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo, 10de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra. (…)
No depende de mi elección, sino depende de la elección que Dios hizo de mi, desde antes de la fundación del mundo. No depende de mi decisión, sino de la adopción que Dios hizo mediante la predestinación por medio de Jesucristo para Su Gloria y según el puro afecto de Su Voluntad, no la mía. No depende de si yo acepto a Cristo, sino que debemos preguntarnos, ¿Hemos sido hechos aceptos en el Amado?
Cristiano lector, ¿Tienes duda sobre tu salvación?, Ven a Cristo sin tardar. Arrepiéntete de tu pecado. Cree en el Evangelio y por fe tendrás la paz y el gozo que solo Jesucristo puede dar. Si estás preguntándote, ¿Seré yo uno de estos elegidos? Entonces examina tu vida, y ve, que solo los que están siendo llamados pueden hacerse genuinamente esa pregunta, pues solo los que son de Dios las palabras de Dios oyen, sin embargo algunos que oyen son oidores y no hacedores, y si alguno dice que tiene fe, pero carece de obras, ¿Podrá esa fe salvarle? Para que fuésemos santos y sin mancha nos escogió Dios, no para inmundicia, ¿Cómo está tu vida delante de Dios? ¡Entra hoy por la Puerta!, ¡Si oyes hoy Su Voz, no endurezcas tu corazón! Vuélvete de tu maldad, entra por la puerta estrecha, y empieza a caminar por el Camino angosto, ¡Clama a Dios hoy!
© Por Fares Palacios. Bautista Reformado. Usted puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia.

La Red de Difusión Bíblica (RDB) tiene como principal objetivo difundir la cultura de la lectura de las Sagradas Escrituras en la Gran Caracas, la enseñanza de la Palabra de Dios de manera gratuita y la exaltación de la supremacía de Dios en todas las áreas del conocimiento humano. Somos una Red Cristiana Confesional. Si deseas conocer más del Libro de Dios, contáctanos e inscríbete en nuestros talleres. Se obsequiará una Biblia a cada persona que termine el taller. Para todo público. Contáctanos: 0416.204.1418; 0212.637.0787, 0412.559.3837; 0212631.1968; 0426.340.9135 RDB – IBRC

© Por Fares Palacios. Bautista Reformado. Usted puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia.